Día del libro y la rosa

Barcelona tendrá un Sant Jordi restringido "lo más descentralizado posible"

El Ayuntamiento y los sectores implicados planifican diferentes escenarios para el próximo 23 de abril

Barcelona tendrá un Sant Jordi restringido "lo más descentralizado posible"

Ferran Nadeu

Se lee en minutos

El teniente de alcalde de Cultura de Barcelona, Joan Subirats, ha explicado este martes que el Ayuntamiento de Barcelona, la Cambra del Llibre de Catalunya y el Gremi de Floristes estudian celebrar el día de Sant Jordi, el 23 de abril, restringido a profesionales del sector y "lo más descentralizado posible". Lo ha anunciado en la Comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deportes, en respuesta a una pregunta del PP para conocer el posicionamiento del Gobierno municipal sobre la celebración de Sant Jordi de este año. "Todo hace suponer que el 23 de abril no estaremos en una situación de normalidad, y por lo tanto, estaremos trabajando en esta lógica", ha asegurado Subirats, que insiste en que las relaciones con el sector son muy buenas y que están trabajando con un alto nivel de coordinación.

Subirats ha afirmado que se han puesto a trabajar muy pronto en esta cuestión con la experiencia adquirida el año pasado, cuando no se pudo celebrar por la situación epidemiológica. "Las líneas de comunicación están muy abiertas", ha dicho en referencia a la buena sintonía con el Gremi d'Editors como con el Gremi dels Llibreters, ambos reunidos en la Cambra del Llibre de Catalunya. También, ha concretado que que ya se han realizado tres reuniones de trabajo, con la Gerencia Territorial de Coordinación, el Institut de Cultura de Barcelona (Icub), la Dirección de Comercio, Protecció Civil y la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB), por parte del Ayuntamiento; y la Cambra del Llibre y el Gremi de Floristes, por parte de los sectores profesionales.

Varios escenarios

La Cambra del Llibre estudia junto con el Ayuntamiento y la Generalitat la celebración de Sant Jordi en 'espacios emblemáticos' de Barcelona y al aire libre. Según ha explicado a la ANC, el presidente de la Cambra, Patrici Tixis, la pandemia plantea "dos o tres situaciones". La incidencia del covid-19 será clave a la hora de decidir la opción a seguir. Hay varios escenarios. Uno de mínimos es que cada librería pueda tener una mesa delante de su local y celebrar Sant Jordi en la calle o celebrar la Diada en "cinco o seis espacios emblemáticos" de la ciudad donde poder ubicar las parada de las diferentes librerías. Lo ideal para el sector, sería poder cerrar Passeig de Gràcia. Para el segundo escenario hay que encontrar lugares que estén al aire libre, sitios como el Palau Robert, el mercado de Sant Antoni o Passeig Sant Joan.

El sector trabaja para conseguir que este Sant Jordi pueda celebrarse con las medidas de seguridad necesarias. Tixis ha asumido que Sant Jordi no podrá ser el mismo de siempre, de manera que el sector busca reinventarse, y que esta celebración sea mucho mejor a la del año pasado. "Estamos trabajando desde el Ayuntamiento y la Generalitat en un escenario lo más natural posible que permita hacer las máximas cosas posibles", ha dicho Tixis. Cabe también tener en cuenta la evolución de la pandemia en estos dos meses que quedan, "lo que es seguro es que habrá Sant Jordi, y que el público podrá pasear por las calles y comprar libros y rosas".

Por lo que respecta al calendario, "a mediados de marzo tenemos que tener el modelo claro, teniendo en cuenta que si empeora la situación, la podremos adaptar al momento, o si mejora". El sector hará lo necesario según la realidad sanitaria del momento. De todas formas, la celebración cae en día viernes, de manera que se podrá alargar con actos el día sábado o los días previos, como era habitual antes de la pandemia.

Noche de librerías

Te puede interesar

Desde la Cambra también trabajan en una 'Noche de librerías' en el mes de julio. Tixis ha recordado que la experiencia del 23 de julio del año pasado fue "muy buena". Cree que sería ideal poder consolidar una tarde o una noche de las librerías antes de las vacaciones de agosto. También se plantean que este día incluya actividades en las diferentes librerías.

Por lo que respecta al Salón del Cómic, previsto para antes de verano, aun se ha de valorar como va a celebrarse, ya que no podrá ser presencial y con las magnitudes habituales. Si la situación de la pandemia mejora en el segundo semestre, Tixis espera poder celebrar con normalidad La Setmana del Llibre en Català y el Salón del Manga.