LO QUE NO SABÍAS DE...

La directora de 'Hope' nos cuenta su experiencia

  • Maria Sodahl padeció un cáncer y quería explicarlo con sinceridad y sin excesivo dramatismo

  • Para tomar distancia aumentó la diferencia de edad entre los protagonistas y les cambió de profesión

  • Su familia le dio permiso para poder contar su historia libremente

La directora de Hope, Maria Sodahl, sonriendo durante el rodaje.

La directora de Hope, Maria Sodahl, sonriendo durante el rodaje. / MOTLYS

Se lee en minutos

Las películas autobiográficas (o casi) tienen la virtud de que quien la cuenta ha vivido esos hechos y nadie podría explicarlo mejor. Y eso sirve tanto para la comedia como para el drama. Al margen de este tipo de títulos, tanto si transcurre en nuestros días como en el espacio exterior o en el lejano Oeste, los directores suelen dejar parte de sus experiencias en cada filme. La última muestra es Hope, un drama en torno al cáncer en el que la directora, la noruega Maria Sodahl, ha querido repasar el momento más difícil de su vida. Para ello ha contado con Andrea Braein Hovig y con el sueco Stellan Skarsgaard, habitual en el cine de Lars von Trier y ganador de un Globo de Oro por Chernobyl.

La trama transcurre durante unas fiestas navideñas. Poco antes de que se inicien las celebraciones, la protagonista, una mujer inmersa en el mundo de la danza recibe la noticia de que padece un grave tumor y que podrían quedarle pocos meses de vida. Con la colaboración de su marido, también artista, se hace todas las pruebas necesarias para asegurarse del diagnóstico así como buscan una solución. Pero también se verán obligados a explicarle su situación a su numerosa familia compuesta por los tres hijos que tienen en común y los tres del primer matrimonio del esposo. Durante esos días de máxima tensión, la estabilidad de la pareja será puesta a prueba con resultados imprevisibles.

La realizadora ha querido ser totalmente sincera con este filme escrito con el corazón y la cabeza, con el tono dramático justo, sin excesos, y con mucha delicadeza y hope (esperanza). Su trabajo fue recompensado con dos Amanda (los Goya noruegos), dos nominaciones a los premios europeos y un galardón en Berlín, uno de los muchos festivales por los que se ha paseado con críticas favorables. La directora, Maria Sodahl, nos explica algunos detalles del rodaje.

-De la realidad a la ficción. “A veces, la realidad sobrepasa la imaginación y se vuelve demasiado potente para una historia. Primero traté de disminuir el drama externo, de simplificar lo que realmente sucedió, pero pronto me di cuenta de que un híbrido me aburría. Debilitó mi estudio de lo que le sucede a una mujer cuando en medio de su vida le queda poco tiempo de vida. En consecuencia, soy 100% fiel a la historia médica, la limitada semana de Navidad en la que todo sucedió, la "familia moderna superpoblada" y la gran cantidad de médicos que aparecieron... Aprendí que, trabajando con sinceridad con los recuerdos, puedes encontrar la complejidad y la lógica interna de una experiencia, si tienes suerte. Queriendo mirar hacia atrás con una mirada tan aterradora y sin censura, necesitaba al mismo tiempo encontrar distancia con los personajes principales, Anja y Tomas, el matrimonio protagonista. Como resultado, aumenté su diferencia de edad de 10 a 20 años, además de "bendecirlos" con nuevas profesiones artísticas no siendo directores de cine, sino Anja como coreógrafa y Tomás como director de teatro".

La historia médica es totalmente real aunque aumentó la diferencia de edad entre los protagonistas.

/ MOTLYS / MANUEL CLARO

-Convenciendo a una estrella internacional. “Stellan Skarsgaard estaba en mi mente desde una etapa temprana. No solo es un gran actor capaz de expresar una vida interior, sino que sentí que podía relacionarse con esta historia específica y el tono de voz poco sentimental que estaba buscando (ya que temo las historias melodramáticas de cáncer). Para mí fue muy importante que nos conociéramos personalmente como amigos de la familia. Podíamos reírnos juntos. Por supuesto, esto facilitó la presentación del proyecto que, afortunadamente, le intrigó desde el primer tratamiento”.

-Eligiendo a su alter ego. ”Tenía claro que no debía buscar a alguien que tuviera mi apariencia, sino a alguien que pudiera sorprenderme, para enriquecer al personaje. No sabía quién era ella y no quería limitar la búsqueda. Entonces, durante una extensa sesión de casting, ¡de repente se plantó allí, enfrente mío! Anja era Andrea Bræin Hovig, con todo su talento: luchadora, juguetona y atrevida, dispuesta a correr grandes riesgos. Le he pedido mucho y ha cumplido con valentía. Andrea y Stellan forman una extraña pareja con la que creo haber pasado una larga vida juntos”.

Andrea Braein Hovig demostró su valentía al interpretar el personaje.

/ MOTLYS / MANUEL CLARO

-¿Por qué contar algo tan íntimo?Hope es una historia contada casi en contra de mi propia voluntad. Durante un largo período, cuando los amigos me estaban presionando, me resistí a convertir mi diagnóstico mortal en arte. Parecía una sesión de terapia muy cara. Simultáneamente, después de un par de años y que "la muerte fue cancelada", estaba apenada porque estaba perdiendo mi oficio. Intenté empezar a escribir sobre un proyecto anterior, pero no me inspiraba y no tenía sentido. No tuve más remedio que enfrentar mi propia experiencia asegurándome de tener suficiente distancia en el tiempo para convertirla en una historia personal en lugar de una historia privada. ¿Demasiado íntimo? Con mi experiencia única vino cierto coraje, y creo que la intimidad es una cualidad genuina en la película final”.

Te puede interesar

-La participación de la familia. “Mi familia se involucró desde el principio dándome “permiso” para que pudiera trabajar libremente desde el punto de vista de Anja. También hicimos un trato de que su reacción al proceso y la película fuera compartir su historia, no la mía. Obviamente, esto nunca se convertirá en una historia de ficción corriente para ellos”. 

Para rodar la película, la directora pidió permiso a su familia real.

/ MOTLYS / MANUEL CLARO