El poder de la lectura

Ona y Finestres, nuevos gigantes en el universo librero

Los dos proyectos están impulsados por empresarios amantes de la cultura

Un aspecto de la librería Ona, de Pau Claris.

Un aspecto de la librería Ona, de Pau Claris. / MANU MITRU

Se lee en minutos

El tejido de las librerías catalanas y en particular el de Barcelona se ha renovado en la última década. Posiblemente por un proceso de selección natural, algunas de las viejas y grandes superficies incapaces de modernizarse se extinguieron como dinosaurios. Además del ‘boom’ de las pequeñas librerías independientes, el último fenómeno en el sector es la llegada, para sustituirlas, de nuevas y modernas librerías de de importantes dimensiones situadas en el centro de la ciudad. Algo que, curiosamente, se está produciendo en plena crisis. Dos proyectos importantes como Ona, que abrió en mayo con una potente vocación catalanista, y Finestres que lo hará poco antes de Sant Jordi, situados ambos en el centro de la ciudad, tomarán el testigo. Ambos tienen en común ser propiedad, respectivamente , de dos empresarios catalanes, Tatxo Benet, la fortuna número 188 de España y, Sergi Ferrer-Salat, la 179, en una operación casi de mecenazgo cultural porque parece estar muy claro que con este negocio ninguno de ellos van a aumentar significativamente su capital.

Dos empresarios con intereses culturales

En el caso de Benet, es conocida su labor en el coleccionismo de arte contemporáneo, lo que él ha aprovechado para exhibir sus piezas en la nueva Ona, un negocio con casi 1.000 metros cuadrados de superficie que, por contra, ha tenido que cerrar estos días por las restricciones del covid.

Te puede interesar

Obras en la Llibreria Finestres, que se inaugurará en abril.

/ Ferran Nadeu

Se dice de Ferrer-Salat, hijo del desaparecido empresario y deportista, que dedica más tiempo a su labor de filántropo cultural que a su importante firma farmacéutica. Quizá sea una exageración. Pero Finestres no es un proyecto cultural aislado para él. A través de la Fundación Ferrer-Salat impulsa los premios de composición Reina Sofía , becas en el Conservatorio del Liceu y patrocina conciertos en el Festival Internacional de Jazz de Barcelona. Su voluntad en la futura Finestres, además de promover premios y becas para la creación, es trascender actividades típicas, como la presentación de libros. Allí habrá que ir con los libros leídos.

Temas

Libros