23 oct 2020

Ir a contenido

50 AÑO SIN UN ICONO DEL ROCK

El mejor alumno de Jimi Hendrix es Richard Lloyd

El estratosférico guitarrista de Television es el único músico conocido al que el prodigio de Seattle impartió clases. Bueno, de segunda mano. Hay que leer esto para entenderlo

Ramón Vendrell

Richard Lloyd.

Richard Lloyd.

Memorias pasmosas, tanto por lo que cuentan como por cómo lo cuentan, donde una situación extraordinaria tras otra situación extraordinaria se presentan tal que vivencias cotidianas, 'Material inflamable' (Editorial Contra; corran a comprar el libro), de Richard Lloyd, tiene dos episodios hendrixianos que dejan sin habla.

El primer episodio: el adolescente Lloyd, la futura mitad, como mínimo, del tándem guitarrístico de Television (la otra mitad, como máximo, era Tom Verlaine), no el único lance de su trayectoria que le valió ser votado por EL PERIÓDICO el mejor guitarrista de la historia de la música popular moderna, tiene un colega negro en el Nueva York de un momento indeterminado de la segunda mitad de la década de 1960. El colega negro se llama Velvert Turner y es, a su vez, colega de chiripa, o por buscavidas, de Jimi Hendrix, fallecido hace 50 años este viernes. Quien ya coronado le enseña trucos con la guitarra frente a un espejo, por aquello de que el guitarrista de Settle era zurdo. ¿Qué hace Velvert tras cada clase de Hendrix? Corre a enseñarle los trucos a Lloyd, quien de esta manera se convierte en el único pupilo conocido de Hendrix. Aunque sea de segunda mano.

El segundo episodio: de la misma manera que se cuela siendo solo un fan en los camerinos de Buddy Guy o The Who, como si fuera lo más normal del mundo, Lloyd accede en 1969 a un club del West Village "regentado por la mafia" en el que Hendrix celebra un fiestorro. Salvation, se llama el garito. Y ahí tenemos al joven Lloyd sentado a una mesa a la vera de Hendrix, que le da palique, haciéndole sentir en el cielo, claro, y rechaza una mamada de la chica que hay ahí abajo. Eran esos tiempos. Pero, ay, se le cruzan los cables a Hendrix y la emprende a mamporros con Lloyd, más bien porque sí. Lean ‘Material inflable’ y conozcan el desenlace final.

De modo que Richard Lloyd no solo es el único alumno conocido de Hendrix, vía Velvert Turner, sino también la única persona conocida que recibió hostias de Hendrix.