27 sep 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

Los Centres Cívics de Barcelona siguen acercando la cultura, incluso estos días

Nos ayudan a disfrutar con diversas actividades como música, fotografía, talleres o exposiciones virtuales

El Albareda recupera conciertos y organiza un Trivial y el Golferichs prepara iniciativas con colectivos

Eduardo de Vicente

El patio del C. C. Albareda, durante un acto cultural.

El patio del C. C. Albareda, durante un acto cultural. / JOSEP GARCIA

Los Centres Cívics son como las arterias de la cultura en Barcelona que van repartiéndose por toda la ciudad. Gracias a las múltiples actividades que programan acercan a los barrios todo tipo de espectáculos, talleres, exposiciones y cualquier cosa que se les ocurra. Más de uno debe echar de menos las colas que se formaban para entrar en uno u otro acto y ahora se sienten un poco abandonados. Por todo ello, la gente que trabaja en estos centros se ha puesto las pilas rápidamente y no nos piensan dejar solos en estos días. Aquí está la prueba.

Cartel anunciador de los actos del Centre Cultural Albareda.

Música y un Trivial del Poble Sec

Empezamos por el Centre Cultural Albareda, donde están preparando diversas iniciativas. Musicalment parlant online consiste en una serie de audios del ciclo de conferencias y sesiones musicales que organizaron para reflexionar sobre la música y, claro, escucharla. También han elaborado unas listas colaborativas por Spotify de canciones que nos ayudan a estar en casa u otras que nos ayudan a trasladarnos con la imaginación a otros lugares (calles, parques, plazas, pueblos, ciudades, etcétera), así como selecciones musicales relacionadas con los actos organizados. Finalmente han abierto una página (Els bucs confinats) para compartir vídeos de los grupos que ensayan en el local actuando desde casa y otra con videos de los conciertos que han programado (Anita Zengeza, Raquel Lúa & Amaia Miranda, Iglú, Dani Molina Project y el Festival Bis, entre otros).


   

Una de las actividades más originales que han programado es el Trivial del Poble Sec, junto al C. C. El Sortidor y el Centre de Recursos Històrics. En el mismo se están haciendo preguntas sobre el barrio mientras recomiendan reportajes o vídeos en torno al distrito. En tan solo dos días ya han participado más de 130 personas, y va en aumento. Igualmente innovadora es su iniciativa que consiste en adivinar calles del barrio por medio de emoticonos.

La Casa Golferichs, un monumento histórico de la ciudad. / CLAUDIO ROJAS VARGAS

Un espacio colaborativo en Golferichs

Otro de los más activos es el histórico Golferichs que ha decidido buscar la ayuda de diversos colectivos como productoras de documentales, científicos y divulgadores, editoriales, escuelas de literatura o el portal de periodismo de investigación Maldito bulo para preparar una serie de iniciativas que se irán cristalizando en las próximas fechas. Si queremos descubrir los misterios de Einstein, Planeta Da Vinci organiza un curso sobre la relatividad; para saber los detalles de la crisis del Covid-19 podemos encontrar una serie de artículos escritos por expertos sobre medicina, ciencia y sociología y también podemos convertirnos en fotógrafos gracias a unos completos tutoriales. Y este es solo el principio.

En Golferichs nos ayudan a descubrir los misterios de Einstein. / AP

Conciertos y fotografía

La música es uno de los grandes ejes de estas programaciones alternativas y, así, otros centros ofrecen los conciertos en directo que tuvieron lugar en el C.C. Tomasa Cuevas (cada viernes, a las 17 horas, en Facebook y Twitter) y el C.C. Navas utiliza su canal de YouTube para repasar fragmentos de los recitales que han hecho en el centro La Chunga, The Lazy Lies o Lidia Mora & Ruselito.


   

La fotografía es otros de los aspectos en los que nos ayudarán a mejorar. En el C. C. Sant Andreu, nos plantean retos y la profesora Claudia Frontino explica cada día las bases de esta disciplina y escoge un tema a desarrollar. En el C. C. Can Deu, Rodrigo Stocco pretende que usemos la imaginación para utilizar los objetos cotidianos como temas para nuestras instantáneas. El C. C. Joan Oliver nos invita a que llenemos su Instagram con flores y plantas, así como propone que definamos con fotos nuestra jornada en Un dia de confinament en cinc imatges. En el C. C. Besós y el C. C. Trinitat Vella comparten imágenes del barrio hechas por los vecinos con las vistas desde su casa. En este mismo sentido se ha creado Calidoscopi Cultural, que comparte estos trabajos en los centros de Baró de Viver, Bon Pastor, Navas, La Sagrera o Sant Andreu. Por su parte, la Casa Elizalde propone recuperar fotografías antiguas del Eixample en Finestres de la memòria.

La Casa Elizalde propone compartir las 'Finestres de la memòria'. / CASA ELIZALDE

Actividades variadas

La Cultura Confitada es una iniciativa del Distrito de Horta-Guinardó junto a los centros del Carmel, la Teixonera, Casa Groga y Guinardó. Consiste en un programa de actividades que combina entretenimiento, deporte y cultura en un canal de YouTube creado para la ocasión que emite diariamente de 11 a 13 y de 18 a 20 horas. En el Ateneu Fort Pienc, las jornadas son temáticas y cada mediodía lo dedican recuperar sus actividades en un aspecto concreto: artes plásticas (lunes), conferencias (martes), conciertos de jazz (miércoles), ciclos temáticos de cine (jueves) y música clásica (viernes). También en el C. C. Urgell ofrecen una programación diaria con conferencias de humanidades (lunes), sobre la salud y la ciencia (martes), talleres creativos (miércoles), música antigua, clásica y contemporánea (jueves), el jazz y las artes escénicas (viernes) mientras que los fines de semana montan su pequeño casal infantil.


   

Talleres, exposiciones y niños

La oferta de talleres es muy rica y aborda un gran número de aspectos. Podemos iniciarnos en la guitarra española (C. C. Sant Andreu), aprender todo tipo de bailes (sevillanas, rumba o merengue) en el C. C. Besòs, cocina (El Sortidor) o poesía (C. C. Josep Maria Trias). Y los hay que se atreven con todo: videos sobre danza, bienestar y salud, informática, medio ambiente y ahorro energético y teatro infantil (Can Verdaguer); divulgación científica, DIY (Do It Yourself, manualidades caseras), inglés, gastronomía y mantenerse en forma (C. C. Vil·la Urània) o un poco de todo como talleres, conferencias, documentales y entrevistas (C. C. Guinardó).

Una imagen de la exposición sobre la nevada de 1962. / C. C. TRINITAT VELLA

Hay exposiciones en línea como La nevada del 62: l’altre confinament  (C. C. Trinitat Vella), el vídeo Monotips: experiencia gràfica sobre el taller de grabado que hicieron en el C. C. Baró de Viver, Patas arriba sobre las vivencias en los comedores sociales (C. C. Convent de Sant Agustí), Modernisme català (Can Deu) o Nadie sabe que los gérmenes acaban de llegar (C. C. Can Felipa). Los niños también tienen su espacio con diversas actividades como superar los Marker Reptes para ser creativos o música relajante para bebés (ambos, en el C. C. Convent de Sant Agustí), trabajos manuales en el Raconet VF (C. C. Vil·la Florida), cuentos (Contes sota l'escala de casa, en el C. C. Casa Orlandai) o un casal, el Casal a Casa, con juegos de todo tipo (C. C. Cotxeres Borrell). Los peques, y también los adultos pueden participar en Dibuixos Confinats, una iniciativa de C. C. Urgell para compartir ilustraciones, viñetas, etcétera. Y esta es solo una selección de las muchas propuestas que nos hacen. Para conocerlas más a fondo basta con acercarse a sus páginas web para descubrir que la cultura en estos días aún es posible. 

En el Cotxeres Borrell proponen convertir nuestra casa en un Casal. / C. BORRELL