03 jun 2020

Ir a contenido

CONCIERTO SOLIDARIO

La escena pop se moja por Open Arms

Una docena de artistas, entre ellos Love of Lesbian, Mishima y Maria Arnal i Marcel Bagés, actúan en Apolo a favor de la ONG

Jordi Bianciotto

Concierto de Maria Arnal i Marcel Bages 

Concierto de Maria Arnal i Marcel Bages  / FERRAN SENDRA

Aquella idea de que la tropa del pop ‘indie’-alternativo vivía ajena a las cuestiones de índole social o político va quedando superada a base de propuestas como el concierto solidario con Open Arms, que este martes reúne a una docena de artistas en las salas 1 y 3 de Apolo. Entre ellos, Love of Lesbian, Mishima y Maria Arnal i Marcel Bagés, movilizados todos a favor de esta ONG volcada en el rescate de refugiados en el Mediterráneo.

La iniciativa surgió sencillamente “tras ver la tele este verano, con esas noticias sobre la situación en la costa italiana y las ‘fake news’ y las trabas que ponían los gobiernos”, explica Edi Pou, miembro del dúo Za! y coorganizador del concierto junto a su colega del sello Gandula, Alfons Serra (batería de Mishima), y la misma sala Apolo. “Nos preguntábamos qué podíamos hacer, y como no nos vemos de marineros, decidimos montar un concierto”. En la sala principal actuarán también María José Llergo (que tiene una canción titulada ‘Nana del Mediterráneo’) y Calavento, así como Bad Gyal en formato ‘discjockey’, mientras que la sala 3, más decantada hacia la electrónica y la música urbana, acogerá a Leïti Sene, Bexnil b2b Chineseguy 2021, Ikram Bouloum, Ivy Barkakati y Mans O. Cada actuación durará unos 20 minutos.

Contra el discurso de Vox

Los artistas “se apuntaron al acto”, y el público: entradas agotadas en 22 horas. “Frente a ese tópico de que en cierta escena musical la gente no se implica, en este caso ha sido al revés”, observa Edi Pou, que se sintió contrariado cuando vio en las redes “comentarios de personas que se han tragado el discurso de Vox y asocian a Open Arms a una mafia de tráfico de personas”. Espera que el apoyo a la causa de artistas como estos “les haga reflexionar y entender mejor la realidad”. En un sentido más práctico, la iniciativa comportará para la ONG más de 20.000 euros derivados de la venta de entradas (incluyendo una fila cero) y de una tirada de 200 pósters del cartel del concierto, diseñado por Clara-Iris.