03 abr 2020

Ir a contenido

EN EL LLIURE

Taylor Mac repasa la historia de EEUU en clave 'drag'

El showman norteamericano presenta un aclamado montaje musical donde repasa la historia de su país a través de canciones de diversos estilos

Marta Cervera

El polifacético Taylor Mac en Barcelona. 

El polifacético Taylor Mac en Barcelona.  / EFE / QUIQUE GARCÍA

Incisivo, sarcástico y libre cuando sale a escena y los focos le iluminan. Así es el polifacético Taylor Mac, showman norteamericano con alma de bufón que saca la drag que lleva dentro en un divertido 'show' 'A 24-Decade History of Popular Music'. Pero en el Lliure de Montjuïc, donde actuará este miércoles y jueves, en lugar de durar un día entero como en su versión original, la propuesta se verá con una versión abreviada de algo más de dos horas. Será una selección de los mejores números que interpretará junto a una engrasada banda con quienes lleva más de 10 años. Son capaces de conjugar todos los estilos: blues, rock, rap, funk, disco... Utiliza el subtexto de las letras para sacar punta a temas como la misoginia o la opresión de las minorías.

 "Me encanta criticar el poder", dice el artista, que no ahorró dardos a Donald Trump en la rueda de prensa donde presentó este espectáculo. Con él fue finalista del Premio Pulitzer de teatro en el 2017. "Más que un comandante en jefe lo que tenemos al frente mi país es un objetante, alguien a quien solo le gusta llamar la atención ya sea con tweets o polémicos gestos o decisiones". Criticó también su mensaje político, "supura racismo y misoginia", destacó, así como el trato que su gobierno está dando a los emigrantes. "Les tienen encerrados en algo más parecido a un campo de concentración que de detención", critica.   

Cabaret del siglo XXI

Como ocurre en todo buen cabaret todo lo que le rodea es sucepctible de pasar a formar parte del 'show'. Ya sean temas de su país o de Barcelona, ciudad que visita por segunda vez. "Quien sabe, quizá haga alguna referencia a Ada Colau", apunta este actor, dramaturgo y performer. 

En Barcelona ofrecerá "una versión más performática y artística del show". Para superar la baerrera del lenguaje priorizará las canciones sobre el texto. Un elemento básico es el vestuario, fundamental para todo drag que se precie. El suyo destaca por su originalidad y creatividad, a tono con el espíritu de este aclamado actor, dramaturgo y performer con base en Nueva York. "No solo yo, también otros colaboradores pueden lucir modelitos". Y es que en cada lugar donde actúa Taylor Mac se rodea de talento local. No es cuestión de desvelar demasiado para no chafar el factor sorpresa, pero adelantamos una de las artistas que actuará con él en Barcelona: Mariola Membrives, cantaora con la que interpretará un tema.

'Intérprete simultáneo'

Al ser un 'show' con mucha improvisación, contará también con Quim Pujol como 'intérprete simultáneo'. La idea es que no se limite solo a traducirle sino integrarle en esta "gran fiesta del amor" donde la conexión y participación del público son fundamentales. "Quiero crear comunidad, de abrir nuestras mentes y corazones", indica. "Aunque hablo de temas serios, siempre lo hago a través del humor. porque es de donde proviene mi energía. Me permire abordar cosas horribles trasnformándolas en algo distinto".

Sin embargo, su mensaje no siempre ha sido entendido por la audiencia ultraconservadora. "Hay gente que me ha insultado y se han marcahdo del teatro. Pero, en general, a la gente es respetuosa".   

Lo que más le gusta de participar en festivales internacionales es "mostrar otra visión de Estados Unidos". Una visión alegre, petarda y descarada gracias a esta drag alérgica a las etiquetas a quien le encanta hacerse llamar judy –así, sin mayúscula- en honor a la actriz Judy Garland.  "En escena soy yo en una circunstancia híbrida desde la que expreso y comparto cosas que siento. Mi misión como artista no es el de enseñar algo sino desenterrar cosas, como esa persona que llevo en el corazón. Ahora me véis en la versión más masculina que puedo mostrar", dice tocándose su gorra verde promocional con un gran 'LOVE' que corona un atuendo informal con camisa, tejanos y chanclas. "Pero en escena muestro mi otra faceta. No se trata de un personaje ni de una máscara. Es una parte de mí con la que ya llevo 20 años trabajando". En el 'show' la veremos en todo su espendor.