Ir a contenido

ENTREVISTA

Ayanta Barilli: "A mí de mi padre no me sorprende nada"

La actriz y periodista, hija de Sánchez Dragó, queda finalista del Planeta con una primera novela que escarba en su pasado familiar

Elena Hevia

La finalista del Planeta, Ayanta Barilli.

La finalista del Planeta, Ayanta Barilli. / FERRAN NADEU

Ayanta Barilli, la finalista del Planeta, asegura que no le pesa ser hija de Fernando Sánchez Dragó, aunque este haya intentado robarle todos los planos llorando a moco tendido cuando ella salió a recoger el premio o paseando a su nueva novia medio siglo menor que él con quien ha rodado a sus más de 80 años una película porno. Pero no nos desvíemos porque la noticia es la hija.

Su opera prima, 'Un mar violeta oscuro', escarba en las intimidades de su familia materna. ¿Cómo son los Barilli?
Vaya, suelen preguntarme por mi padre, pero no por los Barilli. Es una familia de Parma de cómicos, actores, músicos y algún escritor con un cierto reconocimiento en Italia. Para mí han sido una fábrica novelística.

Pero las mujeres de esa familia se caracterizan por no elegir muy bien a sus parejas.
Mi bisabuela, mi abuela y mi madre vivieron en una sociedad gobernada por hombres para bien o para mal y estuvieron fuertemente marcadas por la historia. Sorprende que siendo cultas y alguna de ella artista acabaran eligiendo al hombre que no las sabe amar. Fíjese que mi bisabuelo era conocido en la familia como Belcebú, y a mí no me sorprendía.

Ayanta Barilli, con su padre, Fernando Sánchez Dragó  / FERRAN NADEU

¿Su padre forma parte de ese elenco de hombres inapropiados para formar una pareja?
Noooo, mi padre es un hombre extraordinario. La historia de amor demoníaca que acaba con mi madre fue una historia posterior.

¿Ha sido complicado contar sus intimidades familiares?
Con el pasado he podido fantasear un poco pero a medida que me acercaba a mi propia experiencia era más difícil.

A su padre no le incomoda en absoluto airear su vida íntima a los cuatro vientos.
Yo soy una persona muy poco egocéntrica. Me gusta estar más bien escondida.

Siendo actriz y presentándose al Planeta lo tiene difícil.
(Ríe) En eso mi padre y yo somos muy diferentes y por ello también, complementarios pero al mismo tiempo hemos tenido una relación muy compleja desde el punto de vista intelectual. Para mí es muy inspirador.

¿Cómo lleva ser su hija?
Nunca me he sentido aplastada por él. Pues fíjate que para mí lo más difícil es esa cosa social de tener que atender a la gente que me pide explicaciones de asuntos que son suyos personales y con los que yo no tengo nada que ver.

Y ante sus…,digamos, salidas de tono, cómo responde. 
Pues criticándolo a veces, claro, y él me dice que soy como todas las mujeres de la familia, unas censoras. Pero en fin, que haga lo que le dé la gana.

¿Se sorprendió de verlo en Vistalegre apoyando a los ultraderechistas Vox?
A mí de mi padre no me sorprende nada. ¿Me pregunta si estoy de acuerdo con él?

Pues sí, se lo pregunto.
Mi abuela era una mujer de izquierdas que solía acoger a los exiliados españoles en los 60. Así conoció mi madre a mi padre y de ese espíritu nací yo. Pues bien, mi abuela solía decir que hablar de política es de mala educación.

En la noche del Planeta las malas lenguas decían: “Su primera novela, hija de Sánchez Dragó, finalista del Planeta…” ¿Le molesta la ecuación?
Eso me lo llevan diciendo toda la vida en todo lo que hago. Me da absolutamente igual.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.