Ir a contenido

ESTRENOS DE LA SEMANA

'Les distàncies': más desengaño que nostalgia

La imparable Alexandra Jiménez protagoniza el premiado drama generacional de Elena Trapé, que ha llegado este viernes a nuestros cines

Beatriz Martínez

Alexandra Jiménez, en un fotograma de Les distàncies, de Elena Trapé

Alexandra Jiménez, en un fotograma de Les distàncies, de Elena Trapé

Desde que conocimos a la actriz Alexandra Jiménez en la serie de televisión ‘Los Serrano’, su trayectoria no ha parado de crecer y crecer. Ha demostrado ser una intérprete cómica superdotada en película como ‘No controles’ (2010), ‘Promoción fantasma’ (2012) o ‘Nacida para ganar’ (2016) y ahora confirma en ‘Les distàncies’ una enorme sensibilidad para el género dramático.

En la película interpreta a Olivia, treintañera embarazada que viaja con sus amigos de la universidad a Berlín a visitar al que fuera su antiguo novio, Comas (Miki Esparbé), que no los recibirá de la manera que esperaban, desapareciendo y dejándolos solos y generando un conflicto que no solo servirá para destapar sus miserias, sino que también los conducirá a replantearse sus respectivas vidas.

“Lo que más me gusta de Olivia es que no resulta demasiado complaciente para el espectador, incluso puede llegar a crear incomodidad”, cuenta la actriz. “Son cinco personajes contados con crudeza, realismo y honestidad”.

A Alexandra le gusta que la directora permitiera que sus criaturas tuvieran su propio espacio, los dejara estar sin tratar de maquillar nada ni de aleccionar a través de ellos. En ese sentido, la mirada autoral de Elena Trapé resulta fundamental: “Tiene una personalidad rotunda como cineasta y un mundo muy claro, habla de las cosas más complejas a través de una aparente sencillez y es capaz de escarbar en lo más profundo a través de los pequeños detalles”.

Tráiler de Las distancias (2018)

La película, que ganó tres de los premios más importantes del pasado Festival de Málaga (mejor película, mejor dirección y mejor actriz) ha sido definida como la crónica del desencanto de una generación. Sin embargo, Alexandra Jiménez piensa que su lectura puede ser ampliable a muchos momentos que tienen que ver con la crisis de perspectivas vitales. “En realidad habla de plantearte cuál ha sido tu recorrido hasta el momento, dónde creías que ibas a estar y a dónde quieres ir”. En ese sentido, los personajes de la película no solo no han encontrado su lugar en el mundo, sino que se han quedado estancados en el pasado. “La película se adentra en sus miedos y en la falta de valor para empezar a quitarse capas, quedarse desnudo y entonces asumir lo que eres. Y de las decisiones que a partir de ahí tienes que tomar”.

En un momento de la película, Olivia encuentra una cinta de su época estudiantil que la conecta con su antiguo amor y escucha la canción de los Fresones Rebeldes ‘Al amanecer’, un tema icónico dentro de la música indie de los noventa. “Creo que es instante desolador, ves claramente cómo necesita aferrarse a su pasado para seguir negando su situación actual. Es algo más que nostalgia, ahí hay mucho desengaño”.

La actriz se ha convertido en musa de toda una generación de directores entre los que se encuentra Javier Ruiz Caldera. Con él ha hecho cuatro películas, ‘Spanish movie’, ‘Promoción fantasma’, ‘Anacleto: Agente secreto’ y ‘Superlópez’ que se estrenará el próximo 23 de noviembre. “Yo venía de dos proyectos tan intensos a nivel emocional como ‘Les distàncies’ y ‘La zona’ y estaba agotada, pero Javi tiene tanta energía y sus rodajes son tan divertidos que terminas con más fuerza de la que empezaste”.

Alexandra Jiménez, en un fotograma de 'Spanish movie', de Javier Ruiz Caldera.

Alexandra reconoce que nunca ha planificado su carrera, que se siente contenta de ir aprendiendo, ganando experiencia y mejorando, pero también que películas como ‘Les distàncies’ suponen un reto: “Normalmente cuando llegas a un rodaje te pones en la marca y todo resulta demasiado ortopédico. Lo difícil es conectar con los elementos que tienes a tu alrededor. Pero en esta película, por primera vez me he sentido profundamente integrada gracias a un trabajo muy orgánico con la cámara. No se trataba solo de contar una historia, sino de sentirla desde lo más profundo”.

0 Comentarios
cargando