Ir a contenido

CONCIERTO DE UN MÚSICO DE CABECERA

Maceo Parker, 'funky' por amor

El histórico saxofonista, que fue colaborador de James Brown, George Clinton y Prince, trae su música fibrosa al Festival de la Porta Ferrada

Jordi Bianciotto

El saxofonista Maceo Parker

El saxofonista Maceo Parker / BORIS BREUER

La fórmula de Maceo Parker, resumida en el lema “2% de jazz y 98% de funk”, se pondrá a prueba este sábado (22.30 horas) en el Espai Port de Sant Feliu de Guíxols, escenario que acoge al saxofonista estadounidense en el marco del Festival de Porta Ferrada. Cinco décadas de conciertos y discos tanto a su nombre como al servicio de figuras como James Brown, George Clinton o Prince contemplan a este músico que no tiene dudas sobre cuál debe ser su propuesta escénica. “Si me preguntan ‘¿qué vas a tocarnos hoy, Maceo?’, diré que no lo sé, que lo único que sé es que será ‘funky’. Nada para tocar ‘funky’, tan sencillo como eso”, subraya a este diario por vía telefónica.

Parker aterrizó este viernes en El Prat procedente de Filadelfia: tras algunos desajustes con un promotor español, resulta que ha atravesado el Atlántico para ofrecer solo dos conciertos, el de Sant Feliu y otro en Francia (Saint-Emilion Jazz Festival). Aunque, con buen humor, confiesa arrastrar sueño acumulado, desea hacer saber lo bien que se siente a sus 75 años. “Estoy feliz con mi vida, disfruto de la emoción de viajar por todo el mundo propagando el amor. Esa es mi misión”, enfatiza. “Tengo un nieto de 16 o 17 meses, que ocupa mis pensamientos, y ahora tengo más razones si cabe para seguir con esta vida extraordinaria”.

Cinco décadas después

Si no hubiera sido por su contacto con James Brown, en 1964, “no estaríamos ahora hablando”, explica. “Ahí empezó todo: dejar de ser un músico local y comenzar a tocar por todo el país. Él me abrió una puerta. A James le gustaba Maceo y a mí me gustaba él”. Sus giras le llevaron bastante lejos, hasta Vietnam. Una expedición que levantó polémica. “Tocamos para las tropas, sí. Ahí estábamos, en medio de todo aquel lío, tratando de entretener a los soldados. Fue emocionante, y si tuviera que volverlo a hacer, lo haría”.

Saxofonista en clásicos de Brown como ‘Papa’s got a brand new bag’, Parker se enroló en los 70 en la estrafalaria ‘troupe’ de Parliament, capitaneada por George Clinton. “Una época en que estabas dispuesto a todo: conciertos, grabaciones, ser creativo todo el tiempo… Éramos más jóvenes”, suspira. De Prince, con quien trabajó en los 90 y entrado este siglo, dice que era “un corazón libre y un tipo encantador” y que le echa de menos. “Pienso en él todos los días”. No se cansa de repetir que, como apunta su último disco, ‘It’s all about love’, es el amor la fuerza que todo lo mueve. Y antes de colgar el teléfono, se despide con su coletilla de siempre: “Recuerden todos que les queremos”.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.