Ir a contenido

LA NIT DE SANTA LLÚCIA

El premio Sant Jordi consigue matar a Franco

Joan-Lluis Lluis gana el premio de Novela; Clara Queraltó, el Mercè Rodoreda de cuentos y Josep Maria Fulquet, el Carles Riba de poesía

Elena Hevia

Ivan Ledesma, Clara Queraltó, Josep Maria Fulquet y Joan-Lluís Lluís, ganadores de la Nit de Santa Llúcia. 

Ivan Ledesma, Clara Queraltó, Josep Maria Fulquet y Joan-Lluís Lluís, ganadores de la Nit de Santa Llúcia.  / JORDI COTRINA

Como si se tratase de 'Malditos bastardos', aquella película que culminaba con la masacre de la cúpula nazi, Hitler incluido, la novela ganadora del Premi Sant Jordi también propone un atentado de calado, de aquellos de necesitar una dosis extra de suspensión de la incredulidad: nada menos que a Francisco Franco. Y para que nadie se llame a engaño se titula Jo soc aquell que va matar Franco. Vamos, que el franquismo en esta España alternativa no se acaba con los partes del equipo médico habitual y con el dictador muriendo plácidamente en la cama. Esta versión ucrónica la firma Joan-Lluís Lluís, catalán de Perpinyà con trabajos tan celebrados como 'Xocolata desfeta' y 'El navegant' y aunque se apresura a decir que no la ha escrito en clave de actualidad, va a ser muy difícil que no se lea así. Lluís, escritor refinado, prefiere la comparativa con 'La conjura contra América' de Philip Roth: "Quizá la mejor ucronía que se ha escrito nunca", asegura aunque algo tarantiniano se filtra en su declaración de intenciones: "La he escrito como una venganza y, sí, imaginar con todos sus detalles la muerte de Franco ha sido orgásmico".

"Es la primera vez en 50 años de historia que un presidente de Òmnium no está presente en la celebración", dice Marcel Mauri

El Sant Jordi y todos los premios que componen la Nit de Santa Llúcia, la fiesta de las letras catalanas, celebrada en el polideportivo Virrei Amat del Nou Barris con aires circenses, han tenido en esta edición un caracter excepcional. Con Jordi Cuixart en prisión, la evocación del presidente de Òmnium Cultural, la entidad que organiza la velada, fue permanente a lo largo de toda la velada. De hecho, en la portada del boletín de la entidad puede leerse un artículo del propio Cuixart y la tipografía del mismo y del cartel alude a la idea de censura. "Es la primera vez en 50 años de historia que un presidente de Òmnium no está presente en la celebración", dijo el periodista e historiador Marcel Mauri portavoz de la entidad que había pedido a todos los participantes "normalidad y buen humor", algo que acataron con evidentes declaraciones de no sentirse en absoluto así.

Desconfiar de la historia

La novela de Lluís tiene como protagonista a un catalán de Solsona, un muchacho y más tarde un hombre fascinado por la lengua y los diccionarios que a raíz de haber sido recluido en el campo de internamiento de Argelès donde muere la mujer que ama decide hacerse maqui tras la guerra civil. Hasta ese momento todo ocurre según los cánones históricos, pero el escritor decide que Franco se alíe con Italia y Alemania y participe en la segunda guerra mundial, lo que conduce la historia y la Historia por derroteros desconocidos. "El origen de esta obra hay que buscarlo en una inscripción que leí de adolescente, 'Malfiat de la historia. Somnia-la i refés-la', que con los años supe que de Pere Quart". Para Lluís, aquellos versos se han convertido en un antídoto contra el conformismo histórico, contra el que siente se debe trabajar.

La novela de Joan-Lluís Lluís está concebida como un antídoto contra el conformismo histórico 

Si en años anteriores el Rodoreda de cuentos fue a parar a autoras con trayectoria como Empar Moliné y Jenn Díaz, en esta ocasión la inédita Clara Queraltó la que se ha dado a conocer con El que pensen els. "Si tuviera que establecer un hilo temático común en los 16 cuentos que forman el libro diría que es el sufrimiento, esa sensación de que lo que te ha tocado vivir te viene grande", explica esta veinteañera que nació y creció en El Pla de Penedés y ahora es profesora de lengua y literatura catalanas. 

El 'Paraíso perdido' revisitado 

'Ample vol de la nit' es el libro con el que Josep Maria Fulquet ha ganado el premio Carles Riba. Una apuesta alta, nada menos que una relectura del 'Paraíso perdido' de John Milton escrito en anapestos (un pie métrico utilizado entre otros por Byron o Yeats) y que trata temas tan esenciales como la naturaleza del arte, el dolor por la ausencia y la fugacidad de los momentos felices. ¿Hace falta decir que un miembro del jurado como Andreu Gomila definiera este largo poema como "no muy alegre"?

El resto de los premios son el Joaquim Ruyra de Narrativa juvenil que se ha llevado Ivan Ledesma por 'Negorith', una fantasía con toques sobrenaturales; el Internacional Joan B. Cendrós, a la activista norteamericana Jody Williams, una de los 24 premios Nobel que pidió una mediación para Catalunya, y el Premio Muriel Casals de Comunicación (que este año lleva el nombre de la expresidenta) a las redacciones de informativos de TV-3 y Catalunya Radio. También se anunciaron los nombres de los finalistas del futuro premio Òmnium Cultural a la mejor novela del año. Se trata de 'Els estrany' de Raül Garrigasait, 'Robinson' de Vicenç Pagès y 'Els fills de Llacuna Park' de Maria Guasch. Se fallará en febrero o marzo por primera vez. 

Galardones 

PREMIO SANT JORDI  (Novela) 
‘Jo soc aquell que va matar Franco’ 
Joan-Lluís Lluís

PREMIO MERCÈ RODOREDA (Cuentos) 
‘El que pensen els altres’ 
Clara Queraltó

PREMIO CARLES RIBA (Poesía)  
‘Ample vol de la nit’
Josep Maria Fulquet

PREMIO JOAQUIM RUYRA (Narrativa juvenil) 
‘Negorith’
Ivan Ledesma 

PREMIO INTERNACIONAL JOAN B. CENDRÓS (Internacionalización catalán) 
Jody Williams

PREMIO MURIEL CASALS (Comunicació)
Informativos TV-3 y Catalunya Ràdio

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.