Ir a contenido

DANZA EN EL MERCAT

Rosas revisa una obra emblemática de la danza postmoderna

La compañía belga de Anne Teresa de Keersmaeker vuelve a Barcelona con 'Rosas danst Rosas', creada en 1983

El Periódico / Barcelona

Escena de Rosas danst Rosas.

Escena de Rosas danst Rosas. / ANNE VAN AERSCHOT

Casi 35 años después, la compañía belga Rosas revisa su aportación a la danza contemporáena y trae al Mercat de les Flors una de las obras claves de la danza postmoderna: 'Rosas danst Rosas'. Entonces aquella coreografía de 1983 interpretada por cuatro bailarinas sorprendió tanto por su gran rigor matemático y sus movimientos sencillos pero muy físicos y repetitivos como por su proceso de creación, realizado simultáneamente con la música minimalista de Thierry De Mey y Peter Vermeersch.

Anne Teresa de Keersmaeker, coreógrafa y fundadora de Rosas presentó esta pieza en Barcelona en 1985. Con ella regresa a partir de este jueves. "En 1985 solo hacía dos años de la existencia de la compañía. Habíamos creado dos piezas. Ser invitados aquí en esa época, cuando acabábamos de empezar, nos ha hecho guardar un buen recuerdo de la ciudad", ha asegurado la coreógrafa en una entrevista realizada por Floor Keersmaekers.  "Junto a Lisboa, Barcelona es la ciudad del sur de Europa donde más veces hemos actuado. Siento que su público ha estado con nosotros desde el principio y ha podido seguir nuestra trayectoria". También recuerda el impacto que causó la pieza en pleno 'boom' de los 80 . "La comunidad catalana de la danza estaba muy abierta y receptiva a las nuevas tendencias". 

Nuevo reparto

Ella misma estrenó la pieza junto a las bailarinas Adriana Borriello, Michèle Anne De Mey y Fumiyo Ikeda, que ha dirigido los ensayos con los dos repartos que se alternan ahora en esta pieza: Laura Bachman, Léa Dubois, Anika Edström, Yuika Hashimoto, Laura Maria Poletti y Soa Ratsifandrihana. Para Keersmaeker recrear la intimidad que todas las intérpretes originales compartían en escena ha sido uno de los mayores retos.

"La selección de bailarines es sumamente importante", afirma la coreógrafa. "Deben tener tanto la personalidad como la técnica adecuados. A la hora de seleccionarlas siempre tengo presente el reparto original. En una partitura tan estructurada y repetitiva como la de 'Rosas danst Rosas', la diferencia entre lo que es igual y diferente adquiere una importancia primordial". Y añade: "Como en la obra prácticamente todos los movimientos se repiten en bucles, el público automáticamente se pone a buscar diferencias entre los bailarines".

La huella de Rosas 

Esta no es la única obra de la aclamada compañía que se verá esta temporada. El Mercat también ha programado obras de Salva Sanchis, coreógrafo manresano que ha colaborado con De Keersmaeker. "Con él he tenido el placer de trabajar en 'Desh', 'Raga for the rainy season' y  'A Love Supreme', que recientemente también hemos reescrito juntos". Sanchis integró la primera generación de alumnos de la escuela P.A.R.T.S. y también ha sido profesor en este centro creado por la coreógrafa por donde pasado algunas de las figuras más destacadas de la danza de los últimos años. "Sanchis pertenece a una nueva generación de coreógrafos que respeto profundamente. He aprendido mucho de su inventiva y espontaneidad", ha asegurado la creadora que, mucho antes de dedicarse a la danza, descubrió Barcelona gracias a sus padres, que ya en aquella época tenían a la ciudad entre sus destinos favoritos.

0 Comentarios
cargando