Ir a contenido

DANZA CONTEMPORÁNEA

Sasha Waltz reflexiona sobre el poder

El TNC estrena 'Kreatur', su última creación, y el Mercat de les Flors sube el telón con 'Many', de Thomas Noone, y 'L'estol', de Roser López Espinosa

Marta Cervera / Barcelona

Escena de Kreatur, última creación de Sasha Waltz. / SEBASTIAN BOLESCH

Escena de Kreatur, última creación de Sasha Waltz.
Escena de Kreatur, de última creación de Sasha Waltz.
Escena de Kreatur, de última creación de Sasha Waltz.

/

Pese al agitado clima político, Mercat de les Flors y Teatre Nacional de Catalunya (TNC) arrancan sus respectivas temporadas con danza contemporánea. "La cultura como espacio de confrontación de ideas, de convivencia y de diálogo, es imprescindible", ha destacado Xavier Albertí, director del TNC. "Parece que nos acercamos a un espacio donde se limitan unas libertades de cátedra, de reunión y de información y de opinión que han costado mucho conseguir", añadió, preocupado por la intervención de las finanzas catalanas que afectan de forma directa al TNC. 

La aclamada compañía de Sasha Waltz regresa al TNC con su última creación, 'Kreatur', una reflexión en torno al poder donde la coreógrafa alemana regresa a sus orígenes. Y coincidiendo con ese estreno en Barcelona, el Mercat sube el telón con un programa doble: 'Many', de Thomas Noone, y 'L'estol', de Roser López Espinosa, interpretadas ambos por un mismo elenco de ocho bailarines. Esta primera producción nacional surgida del Pla d'Impuls a la Dansa apoyado por la Generalitat hará gira por 18 teatros municipales de Catalunya.

Criaturas extrañas

A diferencia de 'Dido & Aeneas', su acuática y poética versión de la ópera de Purcell, 'Kreatur' se ha construido desde cero con la colaboración de 14 bailarines convertidos en extrañas criaturas. En esta ocasión no parte de una música y texto conocido, como tantas otras piezas creadas en los dos últimos lustros por Waltz, sino de una reflexión sobre el poder, un tema tan universal como oportuno. "El poder está en el origen de muchos problemas actuales. La sociedad está perdiendo poder", ha reconocido Waltz en rueda de prensa, contenta de volver a la capital catalana. "Nos asustan el cambio climático, el auge de los populismos y la reducción de derechos y democracia en países como Polonia y Hungría. Pero también el  radicalismo y el terrorismo, surgidos como reacción a conflictos históricos no resueltos", ha añadido la creadora alemana, que a partir del 2019 capitaneará el Staatsballet de Berlín junto a Johannes Öhman.

¿Cómo actúa el individuo ante el poder? ¿Cómo se relaciona él mismo con el poder del grupo? Estas y otras preguntas están en el origen de una pieza compleja en el fondo pero muy simple visualmente elaborada con lenguaje abstracto.

"El movimiento permite hablar del presente y expresar de manera más clara lo que vivimos y sentimos"

Sasha Waltz

"El movimiento permite hablar del presente y expresar de una manera más clara lo que vivimos y sentimos. No tiene la precisión de la palabra pero es más sutil y permite conectar a un nivel más subconsciente a través de imágenes y emociones".

Para abordarlo Waltz pensó en empezar a trabajar no desde el espacio, sino desde el cuerpo. La colaboración con la diseñadora de moda y artista Iris van Herpen fue el origen. "Más que ropas ha creado esculturas y es peligroso interactuar con ellas", confiesa. Trabajar con ropajes hechos con plástico y metal ha servido de acicate. "No es fácil moverse con ellos pero este tipo de limitación me ha permitido profundizar y explorar más en el movimiento".

Tanto el vestuario como la despejada escenografía juega únicamente con dos colores simbólicos, el blanco y el negro. La música electrónica de Sounwalk Collective también es especial pues parte de sonidos reales, "de fotografías sonoras de espacios históricos en desuso o rehabilitados" como una antigua prisión de la Stasi y una fábrica.

Individuo y grupo

Las relaciones entre el individuo y el grupo son protagonistas de las dos obras que se estrenan en el Mercat. 'L'estol' utiliza el comportamiento de las aves para hablar de la capacidad de resistencia y de la importancia del trabajo en equipo. "La obra nos remite a ese deseo ancestral de volar, de libertad. Pero las migraciones son odiseas llenas de obstáculos donde las aves necesitan apoyarse entre ellas", ha recordado Roser López.      

'Many', de Thomas Noone, parte de una pieza creada para el Ballet du Rhin. Utiliza la música de Philip Shepperd como hilo conductor de una obra concebida como una celebración de la danza.  

0 Comentarios
cargando