DESAPARICIÓN DE UN ICONO DEL ROCK DE SEATTLE

Muere Chris Cornell, pionero de la era grunge

El cantante de las bandas Soundgarden, Audioslave y Temple of the Dog fallece a los 52 años y la policía maneja la hipótesis del suicidio

Chris Cornell, en su última visita a Barcelona, en abril del 2016 en el Liceu.

Chris Cornell, en su última visita a Barcelona, en abril del 2016 en el Liceu. / FERRAN SENDRA

3
Se lee en minutos
JORDI BIANCIOTTO / BARCELONA

Chris Cornell se suicidó en el baño de su habitación

La muerte, este miércoles por la noche, de Chris Cornell, una de las figuras carismáticas del rock surgido en Estados Unidos en los 90, ha impactado por su carácter “repentino e inesperado”, como apuntó su ‘management’. El que fuera cantante y principal compositor de Soundgarden, la banda que llevó el arisco rock de Seattle a la industria multinacional, un poco antes que Nirvana, falleció en Detroit a los 52 años de causas desconocidas y la policía maneja la hipótesis del suicidio.

Cornell había actuado esa noche en la “rock city”, así se refirió a ella en su último tuit, con Soundgarden, un mes después de publicar en solitario el orquestado ‘single’ ‘The promise’, canción de la película del mismo título, en torno al genocidio armenio. Portavoces policiales han señalado que un amigo le encontró horas después en el suelo del lavabo de su habitación del hotel, el MGM Grand Detroit, con una cinta alrededor del cuello.

El músico de Seattle (ahí nació el 20 de julio de 1964) combinaba el trabajo individual con su actividad con Soundgarden, banda resucitada en el 2010 tras un parón de 13 años. En los últimos tiempos había tomado parte en las reuniones de otras dos formaciones, Temple of the Dog (gira en el 2016) y Audioslave, grupo con el que participó, el pasado 20 de enero en Los Ángeles, en un concierto anti-Trump.

Soundgarden se formó en 1984 y tres años después publicó el epé ‘Screaming life’, producción primeriza de Jack Endino, que tiempo después firmaría el debut de Nirvana, ‘Bleach’. Ese disco corto y el siguiente, ‘Fopp’, los lanzó el icónico sello Sub Pop, asociado a los albores del rock de Seattle, y el estreno largo, ‘Ultramega OK’ (1988), fue publicado por otra escudería ‘indie’, SST Records.

Tiempo de incubación del fenómeno grunge, en el que Soundgarden representó la sintonía del legado pos-punk (Killing Joke, Bauhaus) con el rock de los 70: ‘riffs’ herederos de Led Zeppelin y dinámicas pesadas a lo Black Sabbath, que, dotadas de un halo místico, lucían un acabado más aparatoso que los garajeros de Mudhoney o los más ‘punkie’ Nirvana. Con ‘Louder than love’ (1989), Soundgarden se convirtió en la primera banda de aquella escena fichada por una 'major', A&M. Le siguieron ‘Badmotorfinger’ (1991) y su obra más popular, ‘Superunknown’ (1994).

CON GUNS N’ROSES

Su rock oscurantista pescó fans en los caladeros del hard y el metal: giras como teloneros de Guns n’Roses (Sevilla, 1992) o Skid Row. Con un Chris Cornell que ejercía de ‘front-man’ poderoso y torturado, con una voz de amplios registros, desde un robusto barítono hasta los crispados tonos agudos. En paralelo, montó Temple of the Dog con miembros de Pearl Jam, banda entonces en construcción, que dejó un único disco dominado por medios tiempos hondos y melódicos.

Tras la disolución de Soundgarden, en 1997 (un año antes, el grupo pasó por el Pavelló del Vall d’Hebron), Cornell emprendió una carrera en solitario como cantautor rockero (con piezas como 'You know my name', incorporada en la banda sonora de 'Casino royale') que convivió con el ‘supergrupo’ Audioslave, vigorosa alianza con miembros de Rage Against the Machine. El 21 de abril del 2016, Cornell, que en 1999 actuó en solitario en L'Aliança de Poble Nou, se mostró por última vez en Barcelona, en el Liceu (Suite Festival) con un recital acústico en el que repasó canciones de todos sus grupos y etapas. Prince había muerto ese mismo día y le homenajeó con una sentida versión de 'Nothing compares 2 U'. 

IMÁGENES DE DESPEDIDA

Las imágenes del último concierto de Cornell en Detroit han empezado a aparecer en Youtube, como por ejemplo la interpretación de su clásico 'Black hole sun'. Y, también, un fragmento de la que sería última canción del 'setlist', 'Slaves and bulldozers'.

Noticias relacionadas