Ir a contenido

LA EUROCON DE BARCELONA

La edad media de George R. R. Martin

Dos colaboradores y el editor del autor de 'Juego de tronos' analizan las influencias históricas y literarias en su obra

Ernest Alós

Elio Garcia y Linda Antonsson.

Elio Garcia y Linda Antonsson.

No hace muchos años, recordaba el otro dia Alejo Cuervo, la fantasía no existía como etiqueta editorial, y estaba subsumida en la ciencia ficción. Y aún hoy, cuando ambos géneros tratan de romper las barreras que delimitan literatura a secas y literatura popular, son pocos los que se preocupan por mantenerlos en compartimentos estancos. Así que en la convención que se celebra estos días en Barcelona, la Eurocon, también ha habido un espacio para hablar del mayor fenómeno narrativo en este campo, 'Juego de tronos', con la presencia de dos colaboradores de George R. R. Martin, Elio García y Lisa Antonsson, gestores de la enciclopedia 'online' Westeros, coautores con Martin del llibro 'El mundo de hielo y fuego' e historiadores de formación. Junto con su editor en español, Alejo Cuervo, y el responsable de la web Los Siete Reinos, Javi Marcos, repasaron los rastos de la historia en la ficción de Martin. Y cada vez que se hace este ejercicio, aparecen nuevas conexiones.

"Cuando se eligió al actor que interpretaría a Stannis Baratheon en la serie, George quiso que se pareciera al emperador Tiberio", explica Garcia. El sucesor de Augusto traumatizado, malhumorado, impopular, y que además tuvo que sacrificar a su amada esposa Vipsania para poder acercarse a la púrpura imperial. "Hay más historia de Roma: Calígula y Nerón también, claro", apunta el norteamericano afincado en Suecia. 

LA EDAD MEDIA

Pero el referente claro es la edad media europea, por supuesto. La guerra de las dos rosas es la referencia constante a la que se acude, sobre todo en el mundo anglosajón. "Pero creo que lo que hace George es empezar por algo que resulta familiar al lector, como hizo Tolkien con la comarca, y hacer que las cosas complicadas vengan después", opina Martinsson. "Ha leído mucho sobre la cruzada contra los cátaros, por ejemplo: hay mucho de ello en lo que sucede con el Gorrión Supremo", añade García.

Hablando de la edad media. Tras los esfuerzos de identificar reyes y reinas tras las figuras de Lannisters, Starks o Tirrells, todos los participantes en el panel coinciden en que en lo que destaca Martin es en reproduir la psicología, las relaciones de poder y los valores del hombre medieval. Un tiempo en el que, recuerda Martinsson, el Príncipe Negro, heredero al trono de Inglaterra, podía pasar a la historia como gentil ejemplo de la más gallarda caballería tras haber ordenado degollar ciudades enteras, "niños incluidos". "Martin sorprende al lector -dice Cuervo- porque choca con los valores y la ética contemporáneas, que son las que suele reproducir la novela histórica". 

Martin no tiene nada que ver con el medioevo ideal de Walter Scott pero sí es cierto, añade Antonsson, que representa una síntesis entre la edad media fantástica de 'El príncipe Valiente', el realismo sucio que vino después e incluso la sátira de ese realismo sucio de Monty Pyton. 

MARTIN Y LA LITERATURA

¿Y las conexiones literarias? Shakespeare, claro. "Pero tras Shakespeare está también Maquiavelo", apunta Garcia. Y mucha narrativa histórica. "Sobre todo la trilogía artúrica de Bernard Cornwell", apunta Cuervo. Un autor que ha sido el maestro en escenas de lucha sangrientas de muchos autores de fantasía. O, añade, 'The Mists of Avalon', de Marion Zimmer, una visión de Camelot desde el punto de vista femenino que pesa mucho también sobre la visión del género en las novelas del escritor afincado en Santa Fe. Muchos pensarán que ciertas escenas de violencia sexual no encajan mucho con este planteamiento. Pero ya se sabe Martin se caracteriza por explilcar sus historias desde múltiples puntos de vista...