29 nov 2020

Ir a contenido

Gente corriente

Marta Botet: "Cada vez que entro en un libro, salgo del mundo"

Núria Navarro

Es el sueño de las editoriales. Marta Botet (Barcelona, 2000), la primera booktuber catalana (youtube.com/user/RecomanacionsL), no solo es una lectora insaciable, sino que pone toda su pasión al servicio de clips que atrapen a otros jóvenes a la causa lectora. Esta semana viaja a Nueva York tras haber sido una de los 30 seleccionados por TED-Youth para presentar una ponencia -¡en inglés!- en el Brooklyn Museum.

-¡Ponente internacional a los 15 años!

-¡En Nueva York! Es muy emocionante.

-¿Cómo lo ha logrado?

-El curso pasado, Suzanne, mi profesora de inglés en la Escola Virolai, nos hizo grabar un vídeo para el proyecto de la asignatura en formato TED-Ed, en el que participan chicos de entre 14 y 17 años de todo el mundo. Hice uno sobre la lectura. Y este curso, al tercer día de ir al cole, cuando estábamos a punto de hacer un examen, me pidió que saliera de clase y me dijo: «Los de TED Nueva York han seleccionado tu vídeo». Me puse contentísima porque creía que lo colgarían en su web. Pero la sorpresa fue aún mayor.

-¿Sobre qué hablará usted allí?

-Sobre cómo veo la lectura de aquí a 40 años.

-¿Cadáver?

-[Ríe] Los videojuegos evolucionan y es posible que en 40 años salgan de las pantallas y sean aún más atractivos para los jóvenes. Pero la generación digital de los booktubers puede llegar a mucha gente. A través de tu entusiasmo -solo recomiendo libros que me gustan-, puedes enganchar a muchos.

-«Es cosa de friquis», opinan la mayoría de sus congéneres.

-Se ha creado el estereotipo de que leer es algo que es mejor esconder. De hecho, muchos de mis amigos blogueros emplean seudónimos y no les dicen a sus amigos que tienen un blog de lectura. Yo nunca lo he escondido. Uno de los motivos por los que abrí el blog fue porque pensé: «Hablaré bien de los libros para que la gente se apunte». Y no he notado rechazo, sino lo contrario. Recibo correos que me dicen: «¡Uala, he visto tu clip y tengo ganas de leer ese libro!».

Marta no solo atrapa a sus iguales. También deja en shock a los adultos. La fallecida Tatiana Sisquella la invitó en el 2011 a colaborar en La Tribu de Catalunya Ràdio. Tuvo un espacio propio en el portal Clicka't. En el 2013 salió en el especial Sant Jordi de TV-3. Fue el rostro joven en la última edición de la Setmana del Llibre en Català. La invitan a clubs de lectura y a dar talleres. ¡Guau!

-¿Cómo nació esa vocación lectora suya?

-He crecido rodeada de libros. Y ya de pequeñita mi madre no solo me explicaba el infierno de Dante, El caballero del león de Chrétien de Troyes o Tristán e Isolda adaptados a mi edad, también me hacía dibujarlos y hacíamos listas de características.

Esa madre es Laura Borràs, experta en literatura en la era digital y directora de la Institució de les Lletres Catalanes. Una mujer que siente la fuerza de la ficción y la contagia a quien se le ponga por delante. Marta apenas tenía 3 meses cuando se la llevó a una conferencia que dictaba en Menorca sobre Don Giovanni; la niña se puso a llorar, la cogió en brazos y siguió con la charla. De esa forma casi epidérmica vio cómo su madre no solo leía, sino que compartía sus lecturas.

-¿Sus amigas la siguen?

-Mi mejor amiga, Alícia, con la que abrí mi primer blog  a los 11 años, es lectora.  Y el resto de amigas, con el tiempo, también. Ahora nos intercambiamos títulos y comentamos los chicos que salen en las historias.

-¿Qué tiene de maravilloso leer?

-Cada vez que entras en un libro, sales del mundo. Yo siento cómo los personajes cobran vida. Oigo sus voces. Evoluciono con ellos. Leer es como ver una película en tu cabeza.