'The invitation' triunfa en Sitges

El tenso drama psicológico de Karyn Kusama se lleva el premio principal de la 48ª edición del festival, que también reconoce a 'The final girls' y 'Bone Tomahawk'

Fotograma de ’The invitation still’.

Fotograma de ’The invitation still’.

1
Se lee en minutos
JULIÁN GARCÍA / SITGES

Hacía días que había un runrún positivo en Sitges acerca de 'The invitation', un tenso drama psicológico de la directora norteamericana Karyn Kusama. El rumor se ha acabado confirmando, pues 'The invitation' ha conseguido este sábado el premio a la mejor película en la 48ª edición del festival. Además del notable filme de Kusama, los otros grandes triunfadores del palmarés han sido 'The final girls', el original juego metaficcional de Todd Strauss-Schulson, al alzarse con el premio especial del jurado y el galardón a mejor guión; y el aplaudido wéstern de terror 'Bone Tomahawk', con su premio a mejor director para S. Craig Zhaler y el reconocimiento del jurado de la crítica.

'The invitation' es un híbrido entre drama familiar y 'thriller' psicológico que toma como punto de partida una reunión de viejos amigos. Dos de ellos estuvieron casados, pero su vida en común se vino abajo cuando su hijo pequeño murió en un accidente. A partir de la idea del trauma y de la necesidad de superarlo, Kusama orquesta un tenso y afilado entramado de aire teatral con el tema de las sectas al fondo. ¿La mejor película de Sitges-2015? Quizá no, y más en una edición con una excelente sección oficial a competición, pero sí una respetable ganadora del premio principal. Nada que oponer, tampoco, a los galardones para 'The final girls' y 'Bone Tomahawk'. Quizás echar en falta la ausencia en el palmarés de magníficas películas como 'The green room' (flagrante, tristísima ausencia), 'Macbeth', 'Frankenstein' o 'Victoria', que se fueron de vacío.

Noticias relacionadas

Del resto de premios, destacar el de mejor actor para Joel Edgerton por su gran trabajo en 'The gift', dirigida por él mismo; y el (muy inesperado) de mejor actriz para la jovencísima Pili Groyne (12 años) por su actuación en 'El nuevo nuevo testamento', de Jaco van Dormael, filme que se llevó también el Méliès de Plata como mejor película europea de la sección oficial.

Dentro de la sección oficial Òrbita, que también entregaba galardones, la película ganadora fue 'SPL2: A time for consequences', adrenalínico 'thriller' del hongkonés Soi Cheang. El premio a mejor director recayó en John Mclean por su wéstern 'Slow west', y el especial del jurado en la espectacular 'The taking of tiger mountain', de Tsui Hark.