LANZAMIENTO EDITORIAL

Viaje a la Colombia del colonialismo depredador

Margarita Barbáchano traza en 'El Gran Hotel del Salto' una intensa historia romántica

Portada del libro.

Portada del libro.

2
Se lee en minutos
JUANCHO DUMALL / BARCELONA

La imponente cascada de Tequendama, a unos 30 kilómetros de Bogotá, un salto de agua de más de 150 metros, es el espacio físico escogido por Margarita Barbáchano para culminar una historia trágica que comienza a principios del siglo XX en una aldea gallega de la Costa da Morte y nos lleva a Colombia, al otro lado del Atlántico, para dibujar un gran fresco de la Iberoamérica torturada por el colonialismo, la tiranía y el desprecio a las culturas indígenas. El Gran Hotel del Salto (Ediciones B) narra la aventura de Violeta Saramago, una inquieta niña gallega que decide romper con la monótona vida de su pueblo y se embarca en una aventura vital que la llevará a los cafetales colombianos, las selvas solo habitadas por los indios y la convulsa Bogotá del primer tercio del siglo.

La heroína

A lo largo de 600 páginas, la escritora zaragozana construye una historia intensa y lineal que gira entorno al personaje heroico de esa mujer que refleja el espíritu contestatario de su tiempo, desde su formación en los principios de la Institución Libre de Enseñanza, hasta su defensa de las tribus americanas explotadas por el imperialismo, pasando por la reivindicación de las libertades políticas.

Noticias relacionadas

Asuntos complejos como el incesto, el negocio de la prostitución o el asesinato por motivos sociopolíticos son abordados en las páginas de El Gran Hotel del Salto con una sorprendente naturalidad. Y el lado más oscuro de la presencia española y norteamericana en los países de América del Sur es uno de los motores de la historia. Una visión crítica que incluye personajes tan atractivos como un latifundista gallego que dirige con mano de hierro los cafetales, un líder indígena autodidacto que lleva sus reivindicaciones al Congreso de la nación, un escritor y periodista que recuerda mucho al joven García Márquez y un ingeniero francés que representa el gusto de la época por avances técnicos. Todos ellos se cruzan en una trama entretenida y con varios giros propios de la literatura de folletín.

Margarita Barbáchano, que este viernes presenta su obra en el Centro Aragonés de Barcelona (Calle Joaquín Costa, 68. 19.30 horas), viaja al pasado para diseccionar las mentalidades de la época y elevar a su personaje por encima de las convenciones. Una mujer vital y romántica -la pasión amorosa no falta en el libro- que es todo un símbolo de las pioneras de la lucha por los derechos de la mujer y por la defensa del medio natural.