PRIMERA JORNADA DE LA FERIA

Pequeño Japón en Barcelona

Los 'otakus' ponen buena nota al nuevo recinto del Salón del Manga

En la feria se puede aprender a dibujar, comprar las últimas novedades del sector y disfrutar de la gastronomía nipona

El Salón del Manga de Barcelona cosecha gran éxito de público en su primer día. / MÒNICA TUDELA Foto: A. BERTRAN

2
Se lee en minutos
JOSEP M. BERENGUERAS / Barcelona

La 18ª edición del Salón del Manga de Barcelona no podía tener un estreno mejor. Una hora antes de que se abriesen las taquillas, más de 100 personas aguardaban para ser los primeros en conseguir sus tíquets. Además, un cuarto de hora después de que accediera el público, la cola para entrar al nuevo recinto del salón (Pabellón 2 del Montjïc) recorría ida y vuelta la avenida de la Reina Maria Cristina. Todo, para entrar en el Salón del Manga; más que una feria, un pequeño Japón enBarcelona.

«El recinto es más grande. En La Farga no se cabía, no se podía andar por los pasillos de la gente que había. Y para ir al escenario te tenías que ir a un pabellón no muy cercano»,explicaba Maite Leandro a media mañana. La feria ha ganado espacio (de los 11.000 metros cuadrados del año pasado a los 17.000 de este año), pero sin perder la esencia que la ha convertido en«la gran fiesta de la cultura japonesa»,como la define el director del certamen, Carles Santamaría.

Takoyakis

Con la apertura de puertas llegaron las primeras compras y la puesta a prueba del recinto. El escenario, más grande que nunca, acogió ayer el siempre sonoro concurso de karaoke, mientras que la nueva zona de gastronomía se llenó de comensales a la hora de comer, donde los takoyakis (bolas de pulpo) fueron todo un éxito.

«Existe una fuerte vinculación a través de la comida entre la sociedad japonesa y la catalana»,afirmó en la inauguración de la feria el cónsul general de Japón, Takashi Fuchigami, quien añadió que esta es«una oportunidad única para ir más allá del manga y conocer mejor otros sectores de la sociedad japonesa».Por la tarde, este espacio acogió una clase de modales para comer comida japonesa como es debido (solo un ejemplo: los palillos no se pueden partir desde la parte inferior, pues nunca se debe tocar la parte que estará en contacto con la comida).

La gastronomía protagoniza el salón, pero este año los videojuegos también tienen su éxito. Están presentes las últimas novedades de la Xbox 360 de Microsoft (y su Kinect), pero, además, se puede jugar por primera vez en España a la Wii U, la nueva consola de Nintendo que saldrá a la venta el próximo 30 de noviembre. Además, los que lo deseen pueden aprender a dibujar con otra consola de la marca nipona, la 3DS, gracias a los talleres que imparte la Escuela Joso de Barcelona.

Noticias relacionadas

Más allá de las actividades, las novedades editoriales son también las otras protagonistas, aunque bien es cierto que en el Salón del Manga la mercadotecnia de todo tipo se vende más que los propios títulos. En manga, Planeta DeAgostini apuesta porMaster Keaton, de Naoki Urasawa, y el libro de ilustracionesOne Piece Color Walk 1; Norma Editorial se aventura conBakuman Charamany el manga hecho en EspañaMalefic Time: Soum; y Editores de tebeos (EDT) edita los clásicosHokusaiyLa sonrisa del vampiro. En anime, destacanMi vecino Totoro(Blu-Ray) yBerserk: La Edad de Oro.

«Comprar se puede comprar todo el año en las librerías especializadas. Pero vivir la experiencia de un salón del manga, disfrazarse y pasárselo bien, solo pasa una vez al año», concluye María Recio, que vive su décimo salón. Y, dice, no será el último.