Mundial de Qatar 2022

Luis Enrique: "Gestiono mejor los problemas, soy así de gilipollas"

"Nos planteamos el partido como si fueran unos octavos de final, si ganamos a Alemania, estamos ya clasificados", afirmó Lucho.

Luis Enrique: "Gestiono mejor los problemas, soy así de gilipollas"
4
Se lee en minutos
Jordi Gil
Jordi Gil

Periodista

Especialista en deportes

ver +

Luis Enrique Martínez, seleccionador de España, valoró el partido ante Alemania de la segunda jornada del Mundial de Qatar 2022 que se disputa este domingo. El técnico afirmó que "Alemania es una selección que siempre juega al ataque, la necesidadad puede condicionar, pero intenta presionar y tener el balón. Es la selección que más se parece a España. Es un reto muy bonito. Será un partido abierto y veremos quien se lleva el gato al agua".

El seleccionador insistió en que Alemania "tiene cuatro estrellas en su camiseta, jugué en el 94 como futbolista y su poderío físico era bestial. A nivel futbolístico, España está al nivel de cualquier grande. En la lista FIFA estamos por delante, pero si alguien puede cambiar su dinámica es Alemania. Sus jugadores son top mundiales". Pese a estos elogios, Lucho comentó que "estamos convencidos de que podemos ganarles".

Preguntado por Gavi, Lucho dijo que "lo más sorprendente es que con 18 años recién cumplidos tenga este desparpajo y cómo compite. Hay que fijarse también en la inteligencia por colocarse, dominar los aspectos técncios, en su ambición, rabia, capacidad física, aunque es pequeñito. No hay que volverse loco, hay que ir despacito, pero nadie duda de que puede marcar una época".

"Hemos gestionado la euforia de la victoria más normal, han sido tres puntos, nada más. Tenemos confianza, pero no hay que irse al exceso. Alemania reúne todos los requisitos para que no haya confianza. Esto el grupo de jugadores lo sabe, es listo, el rival requiere nuestro esfuerzo para afrontar este reto", comentó por la repercusión del 7-0 ante Costa Rica.

Alineación en el aire

Sobre la situación de los alemanes dijo que "nunca sabemos lo que es mejor, antes de jugar sabremos el resultado del Japón-Costa Rica. El objetivo es controlar lo que podemos, que es ganar el partido y ganar que seguramente nos clasificaría. Nunca se sabe en el fútbol si es mejor o peor que vengan de una derrota".

Respecto a su posible once, Lucho señaló que "cambiamos de idea durante la semana, puedo cambiar por la mañana del partido, no tengo uno definido. Por normal no suelo repetir once, creo que nunca he repetido. Todo parte de la confianza ciega en mis jugadores cuando entrenan. La convicción es que lo importante son los 16 jugadores que pueden participar y que los que entren estén atentos. Son vitales. La alineación me preocupa cero. Los 16 que pueden participar intentarán dar el máximo nivel".

El asturiano habló de la defensa y comentó que "puede que cambie mi decisión sobre la última defensa, Alemania se mueve mucho, veremos. No sé si estaremos más en su campo o en el nuestro. Si será un partido loco, que no nos interesa. Muchas variantes que intuímos, pero no sabemos con certeza. Alemania tiene los mismos principios que nosotros y eso hace que alberguemos muchas dudas".

Sorprendido ante Costa Rica

De su visión del Mundial, Luis Enrique dijo que "en el fútbol actual impera la igualdad. Hemos visto resultados sorprendentes, de equipos que no esperábamos y han ganado a potencias. Nosotros estuvimos muy bien y el objetivo es ganar el segundo partido. Sobre qué equipo juega mejor, me reservo la opinión".

El míster admitió que ante Costa Rica "no esperaba una versión tan potente y fue un placer ver al equipo funcionar de esta manera". A nivel personal, dijo que "me siento mejor gestionando problemas, soy así de gilipollas, que haga que salga tu esencia, me sale la vena asturiana, gijonesa. Cuanto más me quieren hundir, sale mi nervio. Yo soy de verdad en las dificultades".

Lucho aclaró que "no hago mis alineaciones en función del rival, quizá algún detalle, pero pongo los jugadores para ser mejor que el rival. Ahí está la dificultad. Quién estará acertado y tengo la suerte de dos jugadores con posición que me da garantías. Me centro en ser dominante que, por ejemplo, que Havertz toque los menos balones posibles. Que estemos en campo contrario para no sufrir".

No especularán

"Nuestro objetivo no es repetir otro resultado increíble, sino llevar el partido donde más nos conviente. Si queremos convertir el partido en una cosa loca, no nos conviene. Cuando te mides una potencia como Alemania, está todo en el aire y las variables se despejarán cuando ruede el balón", indicó.

Noticias relacionadas

De los errores de su equipo, Lucho reveló que "lo que más me molesta son fallos de colocación, que no juguemos de manera coral, que todos ataquemos y defendamos. No vamos a especular, iremos a dominar el partido y a ver si da para ganar el partido y si no da, felicitar al rival".

Lucho quiso ser realista y recordó que "puedes ganar los tres partidos de la priemera fase y caes en octavos. Nos planteamos este partido como si fuera octavos, si ganas estás en la otra ronda, si no, te queda Japón. En octavos ya todo es carne o pescado. Aquí no se premia la regularidad, sino estar bien en los momentos claves".