MUNDIAL DE QATAR

España-Costa Rica: Mil pases, siete goles

La goleada sobre Costa Rica deja registros históricos en una actuación pletórica de España

España-Costa Rica: Mil pases, siete goles
3
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Los números de la FIFA afirman que los jugadores de España dieron 1.003 pases bien de los 1061 que intentaron ante Costa Rica: es más del 94%. Como si no hubieran jugado contra nadie. Los 58 errores se los repartieron entre todos, de los tres que se le adjudicaron a Unai Simón a los ocho de Dani Olmo, el primer goleador. Costa Rica solo dio 231 pases, 170 buenos (61 fallos, 73% de efectividad).

Los pases explican el medio, pero no el fin. No siempre la acumulación de interacciones deriva en la victoria, y de ello puede dar fe el Barça, el equipo tradicionalmente más combinativo del mundo y que lleva desde 2019 sin ganar una Liga y el último título fue la Copa de Ronald Koeman de abril de 2021.

17-0 en disparos

Tan rotunda fue la diferencia de pases como la de disparos a portería: 17 a 0. Costa Rica no chutó ni bien ni mal. Ni chutó, aunque fuera de lejos. Por no acercarse, ni sacó un córner.

"Siempre había leído que había falta de gol y, desde que estamos nosotros, somos de los que más goles marcamos en los campeonatos, recordó Luis Enrique, que quiso subrayar también que el gran número de ocasiones llegó a raíz de la voluntad constructiva del equipo, a partir de la posesión del balón. “No tenemos a uno [delantero] que meta 30, pero tenemos muchos jugadores con gol”, reivindicó.

Los tres centrocampistas del Barça exhibieron la coordinación propia de quienes juegan juntos cada día. Indiferentes, a la vez, al vértigo de la competición pese a que uno tiene 19 años (Pedri), que fue elegido el mejor jugador de la Eurocopa 2020 (jugada en 2021) y otro, Gavi, ya fue elegido el mejor jugador del partido antes Costa Rica, en su debut en el Mundial, y se convirtió en el tercer jugador más joven en marcar después de Pelé (17 años y 239 días) y del mexicano Manuel Rosas (18 años y 93 días) en 1930. Gavi tiene 18 años y 110 días. Adelantó por 81 días al inglés Michael Owen, que se estrenó en 1998, por 81 días.

El drama de hablar

La mayor preocupación de Gavi, un inconsciente que mete la pierna en ríos con cocodrilos y se encara a gigantes como el costarricense Kendall Waston (1,71 contra 1,96), era tener que hablar ante los medios de comunicación por haber sido elegido MVP. Gavi, como Dani Olmo, autor del gol cien de la selección en los Mundiales, y Alejandro Balde, que debutaba con la absoluta coincidiendo con el debut en el torneo, repetía que estaba viviendo un sueño.

Luis Enrique bromeó con Gavi sobre su obligada presencia en la rueda de prensa. Al joven centrocampista le animaban en la delegación española pese a que le aterra, mucho más inseguro ante un micrófono que con el balón.

"Gavi es un jugador único, muy diferente, y ya lo era con 17 años. Es un niño, sólo necesita pausa y calma a veces. Creo que será una estrella del fútbol mundial"

Luis Enrique Martínez / Seleccionador de España


/ EP

"Es un jugador único, muy diferente, con 18 años ahora, y ya lo era con 17. Es un niño. Tiene personalidad y solo necesita pausa y calma a veces, pero es un lujo tenerlo. Creo que será una estrella del fútbol mundial", dijo el seleccionador que promovió el debut del futbolista andaluz. Con sólo siete partidos en el primer equipo del Barça. Con sólo 17 años y 62 días, y encima de titular, en las semifinales de la Liga de Naciones ante Italia (1-2 en Milán).

El talento mallorquín

Noticias relacionadas

“Recuerdo de niño tener ese sueño de jugar alguna vez un Mundial y poder estar aquí y poder marcar es un orgullo y me satisface mucho”, decía Marco Asensio que se sentía orgulloso de representar “el deporte y el talento mallorquín”.  El delantero madridista, de 26 años y autor del 2-0, nació en Palma de Mallorca.

Alemania tal vez active el despertador. Se juega la clasificación frente a España el domingo después de su tropiezo con Japón. Una derrota la eliminaría virtualmente, algo que se consumará absolutamente si Japón ha ganado por la mañana a Costa Rica. “Saldremos con más intensidad si cabe”, adelantaba ya Luis Enrique conociendo la necesidad de Alemania. También adelantó que introduciría cambios en el equipo.