Ir a contenido

NUEVA CITA HISTÓRICA

Alonso quiere hacer historia ganando las 24 Horas de Le Mans

El bicampeón asturiano de F-1 ya está en Le Mans, donde buscará su primer triunfo y el de Toyota en esta icónica prueba

Miguel Martínez

Fernando Alonso llegó ayer a Le Mans para preparar su participación, con Toyota, en las 24 Horas.

Fernando Alonso llegó ayer a Le Mans para preparar su participación, con Toyota, en las 24 Horas. / GETTY / MARK THOMPSON

Lo denominan “equivalencia de tecnología”. Es la herramienta con la que los responsables del Mundial de Resistencia igualan las prestaciones de los prototipos LMP1 oficiales  de Toyota con motor híbrido, frente a los prototipos de equipos privados con motores exclusivamente de combustión. Diferente capacidad y flujo de gasolina, distinto peso… Y lo más importante. El Toyota no puede pasar de una cierta cantidad de energía empleada en cada sector de cada vuelta. La gestión de ese límite —bordearlo sin sobrepasarlo— con una conducción completamente diferente a un F-1 es el gran desafío para Fernando Alonso en las 24 Horas de Le Mans de este fin de semana, a las que acude con un solos objetivo: “Cambiar la historia”.

Máxima ilusión por ganar

Alonso llegó ayer a Le Mans “con un poco de Jet-lag” procedente del GP de Canadá de F-1. Verificaciones de su documentación, de la de su coche y fotos con los aficionados, muchas fotos. Como sucedió el año pasado en las 500 Millas de Indianápolis, la popularidad del asturiano desborda las medidas habituales en las pruebas fuera de la F-1 que tanto buscan el contacto de los fans con los pilotos. Incluso tuvieron que desalojar a los seguidores en la Plaza de la República Francesa de esta pequeña localidad a mitad de camino entre París y Normandía.

"Quiero disfrutar de las 24 Horas de Le Mans, fuera y dentro del circuito. Hemos hecho, con Toyota y mis compañeros, todo lo posible para ganar y quiero ganar"

Fernando Alonso

Piloto oficial de McLaren F-1 y Toyota en el Mundial de resistencia

Alonso se cansó de firmar autógrafos y posar para fotos, las oficiales, y las que le piden cientos y cientos de seguidores. “Quiero disfrutar cada minuto aquí. No sólo la carrera, también hay que disfrutar un poco fuera del coche. Aunque estoy un poco cansado, estoy encantado de vivir este primer día y también deseando vivir el viernes el Drivers Parade”, explicó a su llegada.

El calendario de la icónica prueba que alcanza la edición 86 deja para el miércoles los entrenamientos libres, para el jueves la clasificación, y el viernes esa mítico desfile de tofos los coches y pilotos por las calles de Le Mans. La prueba arrancará a las tres de la tarde del sábado y finalizará a la misma hora del domingo."Es especial pilotar para Toyota. Tanto la fábrica como el equipo, como mis compañeros, hemos hecho todo lo posible para ganar y quiero ganar. Ya hemos demostrado en el pasado el espíritu de este equipo, lo competitivos que podemos ser. Aún no hemos ganado aquí en Le Mans, pero estamos preparados para cambiar esta parte de la historia", aseguraba Alonso.

Fernando Alonso, en el box de Toyota, cuando ganaron las 6 Horas. / EFE

"Tenemos una oportunidad muy importante este año. Hemos hecho todo el trabajo posible para preparar la prueba: sesiones de simulador, test de larga distancia... estamos lo mejor preparados posible y ahora hay que rendir en carrera", explicó el asturiano, que alerta sobre peligros ocultos de una prueba tan larga: ”Habrá que estar muy atentos, no hacer errores y tener un poco de calma”. Cualquier error de pilotaje de Alonso, de Kazuki Nakajima o de Sebastian Buemi, cualquier problema en las múltiples paradas a repostar o cambiar ruedas, el más mínimo problema mecánico y todo se va al garete. Lo sabe bien Toyota, que el año pasado perdió el triunfo en el último instante.

Más rivales que en Spa

"Lideramos el Mundial de Resistencia, tras la victoria en Spa, así que será una carrera importante y esperemos repetir una buena actuación y hacer un buen trabajo este fin de semana”, explica Alonso. En Spa el principal rival, fue el otro Toyota, aquí en Le Mans, cualquier equipo privado de LMP1 o, incluso, algún coche de la siguiente categoría, LMP2, puede ganar en una carrera tan larga: 24 horas.