Ir a contenido

Pues sí, hubo milagro Alonso en Montmeló

El bicampeón español de McLaren se convierte en el mejor de 'resto del mundo' en los ensayos definitivos del Circuit

Emilio Pérez de Rozas

Fernando Alonso saluda al público de Montmeló tras su extraordinario séptimo puesto en la parrilla de salida de mañana en el GP de España de F-1.

Fernando Alonso saluda al público de Montmeló tras su extraordinario séptimo puesto en la parrilla de salida de mañana en el GP de España de F-1. / EFE / ALBERTO ESTEVEZ

Fernando Alonso es uno de los grandes deportistas españoles de la historia. De lo espectaculares, de los mejores, de los que han marcado una época y han colocado el nombre del deporte español en lo más alto, en la cima. Pero, claro, Alonso no puede poner de acuerdo a todo el mundo e, incluso, no solo ha habido gente que le criticase que aceptase el reto de las 500 Millas de Indianápolis antes que un gran premio más del Mundial, cierto, se trata de Mónaco, pero ahí ya ha ganado el nano, e, incluso, quien considerase un gesto muy feo abandonar ayer el Circuit de Catalunya, para jugar un partido de padel en su hotel y seguir preparándose fisicamente, mientras su equipo empleaba las siguientes seis horas en cambiar, de nuevo, el motor Honda de su McLaren que, de nuevo, se rompió en la tercera curva de Montmeló.

Alonso ha logrado convertirse en el primero del 'resto del mundo', aquellos que no tienen ni un Mercedes, ni un Ferrari, ni siquiera un Red Bull

Pero Alonso ha vuelto ha demostrar esta mañana que es uno de los mejores pilotos de todos los tiempos y, desde luego, un piloto ganador si tuviese un coche competitivo y no este McLaren (precioso, cierto), pero insufrible y muy poco veloz. Lo ha vuelto ha demostrar convirtiéndose hoy, en los entrenamientos que servien para diseñar la parrilla de mañana del Gran Premio de España, en un título que empieza a tener peso en el Mundial: ser el primero del resto del mundo. Y, sí, aunque pareciese increible después de que su McLaren volviese a romperse ayer, Alonso ha conseguido acabar séptimo por detrás de los intratables Mercedes, los velocísimos Ferrari y los regulares Red Bull. Ahí donde habitualmente aparecen los Force India, Williams, Haas o Renault, ha aparecido un McLaren-Honda, no un McLaren-Honda cualquiera, el del bicampeón español, pues el de su compañero, el joven belga Stoffel Vandoorne, de 25 años, está penúltimo de la parrilla.

Alonso bromeó con su experiencia de estas últimas semanas en Indianápolis y reconoció, en el apoyo de las gradas, algunos de los motivos para explicar de su fantástica clasificación, un séptimo puesto tras los Mercedes, Ferrari y Red Bull. “Son los aficionados los que me empujan, y estar en los ovales me ha hecho ser más rápido en las rectas”, bromeó tras reconocer que ni él mismo se esperaba acabar séptimo. "No esperemos más para el domingo, no pidamos más para la carrera de mañana, el milagro ya se ha producido: Fernando ha metido un coche que no va en la séptima posición de la parrilla. Es un genio", señala Pedro Martínez de la Rosa, ahora comentarista en Movistar+.

SUPERAR LOS PROBLEMAS

“Ha sido un buen día. A veces, los fines se semana empiezan torcidos y, luego, se arreglan. Ha sido un bonito día, una bonita crono donde íbamos encontrando décima a décima. El problema es que ayer no fue un día muy normal. Salimos con el coche a medio hacer en la segunda sesión. Hay ha sido un poco mejor de lo esperado pero el púbico siempre te da unas décimas extras”.

El bicampeón del mundo avanza que este es “un circuito donde adelantar es difícil, así que es fundamental hacer una buena crono. Vamos a luchar por esta ocasión con uñas y dientes, y esperemos que mañana no fallemos en los cambios de rueda ni en la estrategia. Tengo la esperanza de tener una buena carrera, aunque nunca se sabe dónde pueden llegar los problemas porque hemos tenido muchos este año”.

Fernando Alonso

PILOTO DE MCLAREN-HONDA

"Si soy el piloto que, a lo largo de la historia, más puntos he conseguido en este circuito, en Montmeló, es porque el público me empuja en cada carrera"

Pero el español ni siquiera se conforma con su séptimo puesto a pesar de que la fiabilidad del McLaren le ha hecho abandonar en las cuatro primeras carreras de esta temporada. “La estrategia será probablemente a dos paradas, sin muchas alternativas. Pero salimos por la parte limpia vamos a ver si podemos adelantar un par de coches o tres”.

ACABAR EN LOS PUNTOS

Ni siquiera el propio Alonso acaba de creerse estar en la séptima plaza. “Salíamos de los primeros del grupo en el segundo intento de la Q-3, me vi séptimo en el letrero luminoso de la torre de control, pero sabía que había coches por completar la vuelta, así que tenia ganas de llegar a la curva cinco para ver el marcador de la torre de nuevo y comprobar, con placer e ilusión, que sí, que era séptimo. Luego ya me lo confirmó el ingeniero por radio”.

En su vuelta de la cámara on board se ve cómo no llegó a levantar el pie en la curva nueve a pesar del viento. Puede que ese plus lo haya recibido de los seguidores. “Siempre es especial aunque estés acostumbrado a venir aquí durante tantos años,  Cada vez que llegas aquí tienes vibraciones únicas, Soy el piloto que ha hecho más puntos en este GP de España y en parte, quizá, sea por el público”.

0 Comentarios
cargando