03 jul 2020

Ir a contenido

Automoción

Luca de Meo deja Seat tras lograr el mejor año de su historia

Luca de Meo deja Seat culminando el mejor año de la historia de la marca en cuanto a ventas y producción y ante de un 2020 plagado de retos

Este año la firma afronta su electrificación, el crecimiento de Cupra y la consolidación como referente de micromovilidad del Grupo Volkswagen

Àlex Soler

Gama Cupra de Seat

Gama Cupra de Seat / SEAT

El pasado 7 de enero se conocía la decisión de Luca de Meo de dejar la presidencia de Seat para preparar una posible salida a RenaultDe Meo abandona la firma española en lo más alto, con las mejores cifras de ventas y de producción de su historia. En 2015 tomó una compañía con pérdidas y en solo un año consiguió 153 millones de beneficio. Desde entonces, la ascensión de Seat ha sido meteórica y con él al mando han llegado los tres SUV (Ateca, Arona Tarraco) y se formalizó el nacimiento de Cupra como marca independiente.

Al cerrar su mandato, Seat presenta los mejores datos de su historia. Según la compañía, en 2019 vendió un total de 574.100 coches, un resultado un 10,9% más alto que 2018, su mejor ejercicio hasta ahora. De hecho, la firma de Martorell encadena ya tres años con un crecimiento de dos dígitos. El mes de diciembre fue la guindilla de un gran año, con un incremento de sus matriculaciones del 23,4% hasta las 31.300 unidades.

Seat apunta al segmento SUV cuando justifica su éxito, ya que un 44,4% de los coches comercializados el año pasado fue un Arona, un Ateca o un Tarraco, modelos siempre escudados por los superventas Ibiza y León. Concretamente, las ventas de crossovers crecieron el año pasado un 25% para la marca, mientras que las del León y el Ibiza cayeron un 4,1% y un 8%, respectivamente.

Cupra también ha mejorado respecto a 2018, su año de lanzamiento. Contando, de momento, únicamente con el Cupra Ateca y con el León Cupra como vehículos a la venta, en 2019 matricularon 24.700 coches, un 71,4% más, 14.300 de los cuales pertenecían al compacto y 10.400 al SUV. Este 2020, ante la llegada del nuevo León y su variante extrema, que ya se llamará Cupra León, y del primer vehículo desarrollado íntegramente por Cupra, el Formentor, Seat ha reaorganizado su estructura directiva y ha creado una división comercial para la firma de altas prestaciones liderada por Víctor Sarasola.

Éxito internacional

No solo en España, donde Seat ha sido la marca más vendida, y el León el coche más matriculado, tuvo éxito la marca el año pasado. De hecho, fue especialmente en los mercados internacionales donde la compañía se consolidó y creció más. En España, Seat solo aumentó un 0,2% sus ventas con 108.000 unidades, aunque la cifra es positiva si se tiene en cuenta que el mercado general cayó un 4,8%.

Ventas de Seat durante el año 2019 / SEAT

En Alemania, el mercado principal de la marca, las matriculaciones alcanzaron las 132.500 unidades, un 16,1% más que en 2018, mientras que en muchos otros mercados, como en Reino Unido (+9,5%), Austria (+7,9%), Suiza (+19,6%), Polonia (+6,6%), Israel (+2,6%), Suecia (+30,4%), Dinamarca(+47,2%), Francia (+19%), Italia (+30,8%), Portugal (+17,7%), Holanda (+22,6%), Bélgica (+11,2%) e Irlanda (+11,3%) también creció. Asimismo, en México, primer mercado de la marca lejos del Viejo Continente, se mejoró un 5,4% con 24.300 unidades.

Un año de retos

2019, que culminó con el récord de producción de la marca en Martorell (505.000 coches), precede a un 2020 lleno de retos para Seat, más aún tras conocerse la salida de De Meo. Este año las compañías automovilísticas deben ingeniárselas para reducir sus emisiones, para lo que Seat prepara el lanzamiento de hasta seis híbridos enchufables, contando con Cupra y empezando con el Tarraco Phev, y la llegada de su primer eléctrico, el Seat el-Born.

Seat el-Born / SEAT

No obstante, el año empieza con una gran fiesta, la presentación del nuevo Seat León el 28 de enero. Después, además de su electrificación, Seat deberá impulsar la marca Cupra en un año clave para su crecimiento. Por último, deberá demostrar que es capaz de liderar el área de micromovilidad del Grupo Volkswagen y potenciar una nueva movilidad urbana con el lanzamiento del e-Scooter, la moto eléctrica desarrollada junto a Silence, y el nuevo patinete e-Kickscooter.