MUNDIAL DE MOTOGP

Márquez: "Cuando pilotas con dolor, no disfrutas"

  • MotoGP se cita en el circuito de Marco Simoncelli con la novedad de la reaparición del exsubcampeón del mundo Andrea Dovizioso y Franco Morbidelli

  • "Necesito tres días para recuperarme de cada GP, pero el test del martes y miércoles es vital para diseñar la Honda del 2022 y he de estar fuerte", comenta MM93

El catalán Marc Máquez (Honda), hoy, en la conferencia de prensa del GP de San Marino, en Misano.

El catalán Marc Máquez (Honda), hoy, en la conferencia de prensa del GP de San Marino, en Misano. / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

El Mundial llega a uno de esos circuitos que le encantan a los pilotos. No solo por el país, Italia, la otra cuna de un montón de campeones, ganadores y pilotos jóvenes junto a España, claro. No solo porque se trata de un circuito apasionante. No solo porque el trazado se llama, que también, sí, también, Marco Simoncelli, sino porque en Misano se han visto enormes carreras y, no solo el Mundial lo visita este fin de semana en el GP de San Marino, sino que volverá, el próximo 24 de octubre (al regreso de Austin, Texas, EEUU), para el Gran Premio de Italia.

Y ahí, en Misano, pasarán muchas cosas. Por ejemplo, empezará a despedirse Valentino Rossi (Yamaha) de su gente. Por ejemplo, Franco Morbidelli (Yamaha) regresa tras cinco grandes premios de ausencia por lesión. ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati), brillante vencedor, hace cuatro días, en Motorland (Aragón), tras un espectacular duelo con Marc Márquez (Honda), hasta la última vuelta, querrá volver a ganar para arañarle aún más puntos a Fabio Quartararo (Yamaha), entonces octavo y aún líder. Regresa, por cierto, Andrea Dovizioso a la actividad, esta vez en Yamaha, junto al ‘Doctor’. Y, por supuesto, MM93 deseará mantenerse en el podio.

Lejos del mejor Marc

Cuando le preguntaron a Márquez, coprotagonista con Bagnaia de una de las mejores carreras del año y, sin duda, de las tres mejores últimas vueltas de la temporada, si disfrutaba ya sobre la moto, el campeonísimo de Cervera (Lleida) ha comentado que “tengo ratos, solo ratos, pero, sí, hay vueltas que me siento muy bien y vuelvo a ser el del 2019, pero me dura poco. ¿Por qué?, porque siempre, de una u otra manera, en un momento u otro, regresa el dolor, cierto, cada vez menos fuerte, pero vuelve y, cuando pilotas con dolor, no disfrutas, como es normal. Pero estoy animado, sí”.

Márquez insistió (o recordó) que su pilotaje, aquel que le hizo ser diferente, permitirle tener ese extra que ahora no tiene, que le permitía arrasar en el 2019, por ejemplo, requiere de mucha fuerza física, que ahora no tiene. “Repito, puedo hacerlo en mi cabeza, pero cuando lo llevo a la pista debo ir con cuidado porque, en el menor descuido, no soy capaz de salvar la caída”. En ese sentido, reconoció que está esperando el parón de dos semanas, antes de regresar a Misano, para mejorar físicamente. “Después de cada GP he de descansar tres días, me entreno dos y ya estoy volviendo a correr y eso es muy duro”. Le preguntaron si se plantea una cuarta operación quirúrgica y, de momento, dijo que esto no está planteado, no.

Noticias relacionadas

Eso sí, Márquez, más que el resto de pilotos, dijo que espera poder descansar bien el lunes después del esfuerzo realizado a lo largo de todo el fin de semana, “pues el test de martes y miércoles puede ser decisivo, vital, para el Mundial del año que viene. Vamos a probar un prototipo nuevo y muchas cosas y no nos podemos equivocar en el pronóstico, pues nos jugamos mucho, por lo tanto espero tener fuerzas para poder ayudar a los ingenieros japoneses, que sé que están trabajando muy duro para que, en el 2022, tengamos una moto, sino ganadora, sí muy competitiva”.

Rossi+Dovizioso, 87 años y 854 grandes premios en pista

Ni que decir tiene que después de estar ausente en la última campaña del Mundial, el regreso del tres veces subcampeón del mundo de MotoGP, Andrea Dovizioso (Ducati), el gran rival de Marc Márquez (Honda) en los últimos años, es una de las grandes novedades y sorpresas del GP italiano. 'Dovi' vuelve en el equipo ‘satélite’ de Yamaha, el Petronas, junto a Valentino Rossi, que ya se está despidiendo.

En el mismo boxe se juntarán dos pilotos que suman 87 años (42 del ‘Doctor’ y 35, de ‘Dovi’) y 854 grandes premios, 427 disputados por Rossi y 327 corridos por Dovizioso. Y, por supuesto, buenas, buenísimas, palabras por parte de todo el mundo.

“Tengo una relación fantástica con ‘Dovi’ y somos, no solo grandes amigos, sino grandes rivales y hemos mantenido grandes batallas en la pista”, ha dicho hoy Rossi. “’Dovi’ ha sido y es un nombre importante de esta parrilla y estoy seguro de que todo el mundo está muy contento de que regrese”.

No sé si todo el mundo, sí, seguro, aunque Aleix Espargaró, piloto oficial de Aprilia, no hace mucho critivó a ‘Dovi’ por no haberse tomado muy en serio su papel de piloto probador para la fábrica de Noale.