28 may 2020

Ir a contenido

EL ANÁLISIS DE TODO UN BICAMPEÓN

Crivillé: "La cabeza y la motivación serán vitales para ganar este Mundial"

El campeón de 500cc (1999) considera que "en un campeonato más corto será importantísimo no cometer errores, pues no habrá margen de recuperación"

"Estoy loco con volver a hacer deporte y quiero ganarle alguna subida en cuesta en bicicleta a mi hijo Àlex, que es la bomba", señala el bicampeón catalán

Emilio Pérez de Rozas

Àlex Crivillé, bicampeón del mundo de motociclismo, también es un experto sobre la bici.

Àlex Crivillé, bicampeón del mundo de motociclismo, también es un experto sobre la bici.

Àlex Crivillé, doble campeón del mundo de motociclismo, el primer piloto español en conseguir el título mundial de 500cc (1999), no ha dejado de entrenarse ni siquiera durante el confinamiento. Es evidente que está un poco desesperado, aunque lo dice en broma y con la boca pequeña, porque no puede atender como debiera y le apetece a sus caballos de carreras con los que compite al más alto nivel a campo a través, modalidad ‘raid endurance’, la bicicleta de carretera con la que le es imposible dar alcance a su hijo mayor, Àlex, de 18 años, un auténtico Contador sobre los tubulares y, ahora, debe conformarse con la bicicleta estática, que comparte en su gimnasio con la familia "en un intento de ponerme en forma para ganarle alguna subidita a Àlex, cosa que me parece es imposible, la verdad, pues él es la bomba".

Lo primero, la salud de todos

Como todos, claro, ‘Crivi’ está deseando que acabe el estado de alarma para volver a su rutina habitual que es compartir su tiempo libro con amigos y, sobre todo, la familia. “A pesar de que Àlex es más de bicicleta de carretera, sí es verdad que salimos bastante con la moto de trial. Me encanta salir con él en moto. Estar con los tuyos, disfrutando de lo que te gusta y en un entorno natural te regala sensaciones difíciles de explicar. Se crea un vínculo emocional muy fuerte a través del deporte. La verdad es que es maravilloso. Tengo ganas de volver a disfrutar de esos momentos aunque, por lo que parece, debemos esperar todavía un poco. Lo primero y más importante es la salud de todos”.

Crivillé, desde hace un montón de años comentarista de televisión (ahora en DAZN) y embajador de AMV Seguros, cree que la situación actual es “muy preocupante, inquietante y, sobre todo, estresante para un deportista de élite”. La razón, cuenta el ‘nen de Seva’, “es que cada uno tiene sus propias rutinas y forma de entrenarse, pero lo que está claro es que el hecho de no poder salir a entrenarte con la moto se debe compensar cómo sea. Existen muchos ejercicios para potenciar la musculatura de una parte muy concreta del cuerpo, y así poder compensar la falta de moto. Lo que sí es verdad es que, además de la musculatura, se debe de trabajar la agilidad y otros aspectos necesarios para poder ir rápido en moto”.

"Un Mundial con menos carreras será un Mundial más tenso y difícil, en el que será muy difícil recuperarse de los errores y caídas, por ejemplo"

Àlex Crivillé

Bicampeón del mundo de motociclismo

Crivillé, como muchos otros expertos, especialmente psicólogos y psiquiatras que comparten su trabajo con los deportistas, considera que “cuando te preparas en la pretemporada lo haces estableciendo unos objetivos y, de pronto, cuando te debes enfrentar al primero de ellos, el Gran Premio de Qatar, se suspende. Los deportistas somos, porque yo aún me siento deportista, gente de rutinas, disciplina y lo queremos todo medido, cuadrado, programado por lo que un parón así nos cambia todos los planes cuando, además, nos resulta imposible tener un plan B para situaciones así.

Es evidente que, según Crivillé, los pilotos del Mundial se están preparando físicamente sin problemas, pero no poder subirse a la moto, sea de cross, de ‘dirt-track’ o, simplemente, coger la bici de ‘mountain bike’, les complica mucho su preparación específica para las carreras. “No hay duda que todo el mundo llegará a la competición a punto físicamente, pero les faltará el tacto de la moto y eso, a ese nivel competitivo, es vital”.

Márquez, recuperado del todo

“Quizás ahora”, continía explicando Crivillé, “uno de los aspectos importantes a tener en cuenta sea la forma para mantener la motivación, seguir ilusionado, seguir mentalizándote de que el reto es importante, querer ganar carreras, lograr podios e, incluso, en muchos casos aspirar al título, es vital para poder afrontar esta parte tan complicada y nueva de la preparación. No es fácil mantener la motivación en estas condiciones de confinamiento. Hay que tener unos tiempos muy marcados, rutinas específicas e, insisto, marcarse objetivos a corto plazo pueden ayudar a mantener una actitud positiva para el piloto de MotoGP. La cabeza y la motivación serán vitales para ganar el Mundial”.

Crivillé defiende que un Mundial más corto, pese a que no se sabe aún de cuantas carreras, “exigirá una mentalización especial”. Es evidente que para el campeón de 125cc (1989) y 500cc de 1999, “los favoritos seguirán siendo los mismos, muy especialmente, Marc (Márquez), que se ha mostrado casi invencible en los últimos siete años, pues ha ganado seis títulos y, encima, llegará absolutamente recuperado de su hombro derecho. Pero, sin duda, será un campeonato con muchos nervios, tensión, presión y, sobre todo, donde será muy, muy, difícil recuperar puntos si los pierdes por accidentes o errores, pues, con menos carreras, menos posibilidades de rectificar”.