Ir a contenido

EL ARRANQUE DE MOTOGP

Márquez se entrena a lo bestia para no fallar

El tetracampeón prepara su cuerpo para poseer más flexibilidad que potencia y evitar así hacerse daño en las caídas

Su preparador físico, Genis Cuadros, prefiere que sea tan pillo como un gato en lugar de poseer la fortaleza de un perro

Emilio Pérez de Rozas

periodico

Marc Márquez, ganador de cuatro de los últimos cinco campeonatos del mundo de MotoGP, es, sin duda, el piloto de moda, el nuevo icono del Mundial de motociclismo. El ‘nen de Cervera’, que el pasado año sufrió 27 caídas, un enorme tanto por ciento de ellas en entrenamientos, muy pocas en carrera, está decidido a enmendarse en esa faceta negativa y para ello se ha preparado aún más fuerte físicamente de cara a la pretemporada que comienza este domingo en el circuito de Sepang (Malasia).

“He de procurar caerme menos, mucho menos, pues no siempre voy a tener la suerte que tuve el pasado año”, reconoce Márquez, antes de viajar hacia Malasia. La preparación física del mayor de los Márquez, que, al igual que sucede con su hermano Àlex, que este año perseguirá, de nuevo, el título de Moto2, está en manos del original Genis Cuadros, cuya tésis es “prefiero que tengan la flexibilidad de un gato, que la fortaleza de un perro”. Cuadros defiende que siendo flexible, ágil, vivo, es más fácil de escapar de las fracturas y las lesiones cuando se caen.

El niño que se hizo grande

Pese a todo, tal y como refleja este video de Red Bull del entrenamiento de Marc Márquez en su gimnasio, el tetracampeón de MotoGP se ha maltratado de lo lindo para conseguir estar físicamente a tope desde el primer día de pretemporada. A su talento natural para pilotar la RC213V de Honda, se une un cuerpo cincelado a base de gimnasio, bicicleta y running. Aquel niño de 43 kilos que debutaba hace ocho años en la extinta 125cc ha sacado músculo.

El cambio está a la vista y detrás de él está Cuadros, el preparador de los hermanos Márquez desde que ambos decidieron hacer de las dos ruedas su profesión. Cuadros nunca aparece en los circuitos pero es, sin duda, el técnico, el entrenador, que más horas al año pasa con Marc y Àlex. Hay que decir que la simpatía de Cuadros, al igual que la de los hermanos Márquez, es impresionante.

Salir ileso de las caídas

Ni que decir tiene que Cuadros solo pone en forma a Márquez, cuida que tenga el cuerpo, la fuerza, la robustez, la habilidad, la manejabilidad y destreza, además de la capacidad de reacción y reflejos, necesarios para, en caso de apuro, derrapada sorpresa, caída o percance, pueda ser capaz de reaccionar con sabiduría y, como le ocurrió el pasado año en tantas y tantas ocasiones, evitar males mayores aunque acabe rondando por los suelos.

Temas: Marc Márquez

0 Comentarios
cargando