Mobile World Congress

España destinará 20.000 millones de los fondos europeos a digitalizar el país

La vicepresidenta Nadia Calviño asegura durante el MWC que el plan de recuperación del Gobierno apoyará proyectos de innovación tecnológica

John Hoffman, Nadia Calviño y el rey Felipe VI durante su encuentro en el Palacete Albéniz de Barcelona.

John Hoffman, Nadia Calviño y el rey Felipe VI durante su encuentro en el Palacete Albéniz de Barcelona. / EFE / CASA S.M. EL REY / FRANCISCO GÓMEZ

1
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Digitalizar el país. Este será uno de los principales retos que afrontará el Gobierno español con su plan de recuperación, al que destinará unos 20.000 millones de euros procedentes de los fondos europeos. Así lo ha detallado este lunes Nadia Calviño, Vicepresidenta segunda y Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, durante una conferencia en el Mobile World Congress (MWC) que se celebra estos días en Barcelona.

Calviño ha remarcado que esa cifra supone el 30% del plan de recuperación aprobado por el consejo de ministros y que cuenta con luz verde de Bruselas. Además, el ejecutivo prevé destinar hasta 50 millones de euros para el impulso de proyectos de innovación tecnológica en campos tan necesitados como la sanidad, la energía, el empleo o la agricultura.

Noticias relacionadas

“Espero que cuando miremos atrás veamos 2021 como el año en que tomamos las decisiones correctas para asegurar que la digitalización dejará un mundo mejor para las futuras generaciones”, ha asegurado. Por la mañana, Calviño ha asistido a la inauguración del congreso tecnológico internacional que se celebra en el recinto ferial de Gran Vía, en L'Hospitalet de Llobregat, junto al Rey, Felipe II, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el de la Generalitat, Pere Aragonès, y otras autoridades.

En el mismo acto ha participado, de forma telemática, Margrethe Vestager, Vicepresidenta de la Comisión Europea y Comisaria de la Competencia. Ambas han defendido el modelo propugnado por la Unión Europea (UE), que trabaja en la declaración de unos principios digitales básicos como son la privacidad, la privacidad y la educación digital para reducir la brecha y la desigualdad en el acceso a las nuevas tecnologías. “Estamos viendo como las plataformas pueden manipular las decisiones de la gente, por eso Europa debe establecer unas bases para una digitalización que esté basada en el ser humano”, ha concluido Vestager.