Patrocina:

ENTREVISTA

Joan Bigorra: "El robot no visitará; ayudará al médico"

EL PERIÓDICO y Mobile World Capital Barcelona y descubren, cada dos semanas, los perfiles más innovadores y creativos que están construyendo una sociedad mejor a través de la tecnología.

Joan Bigorra, médico y director de Innovación en ISGlobal.

Joan Bigorra, médico y director de Innovación en ISGlobal.

Se lee en minutos

Estel Estopiñan

Joan Bigorra es médico, director de Estrategia e Innovación del Institut de Salut Global de Barcelona y asesor sénior de Innovación del Hospital Clínic. Trabaja –asegura él mismo– para transformar el conocimiento en prosperidad, entendida como mejor salud y mejor envejecimiento.

5G, inteligencia artificial... ¿Tanta tecnología significará mejor salud?

Para empezar, la atención sanitaria llegará a lugares en los que ahora es imposible. Además, podremos aprovechar el conocimiento en cada experiencia. Utilizaremos todos los datos clínicos a nivel individual y colectivo para que la medicina avance más rápido. También tendremos medicina predictiva y personalizada. Y participada, es decir, seremos actores de nuestra salud.  

¿Tendremos más posibilidades de salvarnos de un ataque al corazón?

Esto ya está pasando. Monitorizamos el peso, la frecuencia cardíaca y el electrocardiograma del enfermo desde su casa y el dispositivo nos advierte si se está descompensando. Entonces el hospital actúa preventivamente, le cambia la medicación y evita que acabe en urgencias. 

Si ya es posible, ¿por qué no lo generalizamos? 

En salud, necesitamos validarlo a todos los niveles: tecnológico, clínico ético y legal. Además, está la gestión del cambio. La digitalización es un cambio cultural que necesita líderes que nos quiten miedos y que debe abordar toda la sociedad, no solo médicos y enfermeras. El sector tiene tendencia a ser conservador...

¿Qué tecnologías impactarán más en nuestra salud?

La más inmediata es la 5G, que nos permitirá llegar a lugares remotos. La inteligencia artificial también tendrá un gran impacto y ayudará a los médicos a trabajar mejor. Pero en ningún caso, al menos en 20 años, se podrá sustituir al profesional sanitario. Las máquinas no pueden asumir responsabilidades. 

¿No veremos robots médicos? 

Un robot no pasará visita ni tranquilizará a un paciente. Le ayudará a hacer su trabajo mejor, pero la parte humana siempre dependerá de una persona. Los profesionales deben ver la parte positiva de la digitalización y apreciar que la medicina no va solo de tecnología.  La persona que haga una resistencia numantina al cambio sí que le costará adaptarse a la digitalización. 

Te puede interesar

¿Barcelona puede liderar esta revolución del e-health? 

Tiene las bases. Para empezar, uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo. Es cierto que sufre por la crisis y el aumento de la población, pero el cambio digital es parte de la solución. Es el momento del liderazgo y de un compromiso claro.  La digitalitzación puede ser brillante y competitiva a nivel internacional, pero tenemos que integrar a médicos y enfermos en la revolución.

Temas

Hospitales