Entre 2023 y 2026

Catalunya destinará 80 millones para que los municipios combatan el cambio climático

La 'consellera' Jordà anuncia desde Sharm el-Sheikh un nuevo paquete de ayudas para proyectos medioambientales

Unos turistas intentan refrescarse en unos vaporizadores de agua fresca instalados en los refugios climáticos del Passeig Joan de Borbó, en la Barceloneta.

Unos turistas intentan refrescarse en unos vaporizadores de agua fresca instalados en los refugios climáticos del Passeig Joan de Borbó, en la Barceloneta. / Ferran Nadeu

Valentina Raffio

Valentina Raffio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Catalunya se dispone a invertir 80 millones de euros en los próximos cuatro años para promover medidas de mitigación y adaptación al cambio climático. Así lo ha anunciado la 'consellera' d'Acció Climàtica, Teresa Jordà, durante una comparecencia celebrada este viernes en la cumbre del clima de Sharm el-Sheikh. Esta iniciativa irá especialmente enfocada a los proyectos medioambientales impulsados por ayuntamientos, consejos comarcales, consorcios locales y entidades municipales catalanas. 

El plan se desplegará en dos etapas. En la primera, que arrancará en 2023 y abarcará hasta el 2024, se entregarán unos 40 millones de euros recaudados a partir del conocido como "fondo climático" (de los que al menos de la mitad de los ingresos deriva de los impuestos sobre las emisiones de CO2 de los vehículos). En una segunda etapa se abrirá una nueva convocatoria para asumir los 40 millones de euros restantes hasta el año 2026. Según adelantan desde la 'conselleria', los detalles de la primera convocatoria se publicarán en los próximos días

Según ha argumentado Jordà, "esta inversión multiplica por 20 el apoyo económico para hacer frente al los planes de mitigación y adaptación al cambio climático". Hasta ahora, de hecho, el presupuesto para este tipo de proyectos rondaba un millón de euros anuales. "La emergencia climática nos interpela a todos. Por eso debemos invertir los máximos recursos posibles antes de que sea demasiado tarde", ha destacado la 'consellera' desde la cumbre egipcia. 

"Debemos invertir los máximos recursos posibles antes de que sea demasiado tarde"

— Teresa Jordà

Iniciativas municipales

El proyecto se propone impulsar un amplio abanico de iniciativas relacionadas con la lucha contra el cambio climático, la mitigación de sus efectos y la adaptación frente a sus consecuencias. Esto incluirá desde planes contra la sequía hasta medidas para evitar incendios, pasando por iniciativas para reducir la contaminación atmosférica en las ciudades y minimizar la exposición ciudadana a la polución.

Según ha detallado este viernes Jordà, uno de los objetivos de este plan es acercar las ayudas a los municipios más pequeños. En este sentido, desde el Departament d'Acció Climàtica detallan que los municipios de menos de 20.000 habitantes también podrán acogerse a unas subvenciones para redactar proyectos. 

Estas son las principales líneas estratégicas de estas ayudas.  

Reducción de emisiones

Dentro de las iniciativas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en Catalunya, el plan aspira a impulsar los proyectos relacionados con la reducción de la movilidad de vehículos contaminantes. Es el caso, por ejemplo, de los planes de "pacificación del tránsito", mejora de las conexiones del transporte público, creación de carriles bici o  impulso de la movilidad eléctrica.

Recursos hídricos

Otra de las grandes líneas estratégicas de este plan será trazar planes contra la sequía. Esto incluirá, por ejemplo, mejorar la eficiencia de las redes municipales de agua, así como el aprovechamiento de recursos hídricos no potables para equipamientos municipales.

Extremos climáticos

Asimismo, se financiarán proyectos para "proteger a la población frente al incremento de fenómenos meteorológicos extremos". Entre estos se incluye el "diseño de soluciones" para evitar incendios, inundaciones o regresión del litoral. También se invertirá en la construcción de refugios climáticos que se puedan usar durante periodos de ola de calor o temperaturas extremas.

Calor extremo

El otro gran tema será la lucha frente al calor extremo de las ciudades. En este sentido, parte de estas ayudas se destinarán a financiar proyectos que mitiguen los efectos de las islas de calor urbanas. Por un lado, se impulsarán medidas urbanísticas que van desde la instalación de sombreado natural en calles y plazas hasta la creación de jardines verticales y láminas de agua en zonas públicas. Por otro lado, también se intervendrán edificios públicos para prevenir los excesos de calor y mejorar la eficiencia energética. Esto incluirá desde centros educativos hasta residencias y centros de salud. 

Energía geotérmica

La última línea estratégica tiene que ver con los proyectos de producción de energía geotérmica enfocados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.