Transporte público

Caos y aglomeraciones para ir de Mataró a Barcelona en una jornada marcada por la huelga y la lluvia

  • Los retrasos y las complicaciones de movilidad se han trasladado también a los usuarios de autobús y a los conductores de vehículo privado

Usuarios de Rodalies se acumulan en la puerta de un vagón durante la segunda jornada de huelga de maquinistas.

Usuarios de Rodalies se acumulan en la puerta de un vagón durante la segunda jornada de huelga de maquinistas. / ACN / Tàrsila Galdon

3
Se lee en minutos
El Periódico

Si la huelga de maquinistas de Renfe ya supuso grandes problemas para los usuarios la semana pasada, este lunes 4 de octubre la lluvia se ha sumado a la fiesta para terminar de complicar la movilidad de los vecinos de Mataró (Maresme) que se desplazan hasta Barcelona para estudiar y/o trabajar. Según informan desde Renfe, en esta tercera jornada de huelga, ha operado hasta las nueve de la mañana el 53% de los trenes de Rodalies previstos en los servicios mínimos, coincidiendo con la primera franja de la huelga convocada por Semaf este lunes.

Aunque a partir de las nueve “se ha ido normalizando” el servicio de trenes, durante las primeras horas de huelga se han acumulado retrasos de hasta 40 minutos en la R1. Sin embargo, desde Renfe insisten en que los servicios esenciales han funcionado “mejor” en este tercer día de huelga que en los dos anteriores.

Por si no fuera suficiente, además de los retrasos, según ha publicado Catalunya Informació, los sistemas informáticos de la parada de Mataró han caído durante las primeras horas de huelga, lo que ha supuesto que los usuarios que no disponían de billete solo pudieran adquirirlo pagando en efectivo.

Problemas más allá de los trenes

Los problemas de movilidad no se han limitado a los retrasos y a la acumulación de pasajeros. Los vecinos que han querido salir de la ciudad con medios de transporte alternativos también han vivido retenciones y buses abarrotados. “Salida 100 de Mataró para incorporarse a autopista. 15 min para incorporarme", criticaba poco más tarde de las 8 h un conductor que salía de la capital del Maresme en coche para ir a trabajar a Barcelona.

Otros usuarios también han criticado las aglomeraciones y retrasos en los buses de Mataró con destino a Barcelona. De hecho, las retenciones para entrar a Barcelona han sido una constante. Las vías de acceso a Barcelona y otros municipios de su entorno han acumulado este lunes por la mañana retenciones de hasta 12 kilómetros. Según el Servei Català de Trànsit, la B-20 (Ronda de Dalt) acumula hasta 12 kilómetros en el nudo del Llobregat y nueve más en el nudo de la Trinidad. La B-10 (Ronda Litoral) también tiene circulación con retenciones durante 9 kilómetros al nudo del Llobregat y algún punto con congestión.

En el caso de Mataró la empresa Moventis Casas, ya ha avisado esta mañana vía redes sociales a sus usuarios de que las líneas de bus sufrían retrasos. Un mensaje que no ha sido suficiente para algunos usuarios, como un joven que ha denunciado que transcurridas 2 horas de haver cogido el bus aún no había llegado a la parada de la Ronda Universitat de Barcelona. El mismo usuario ha tachado así el tiempo de espera de "lamentable".

Noticias relacionadas

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO