Concentración feminista

Unas 600 personas se manifiestan en Mataró para reclamar más seguridad tras una agresión sexual

La marcha, convocada por la asociación vecinal del barrio de Cerdanyola, acabó en el Ayuntamiento, donde el alcalde se comprometió a encontrar soluciones

Manifestación vecinal en Mataró.

Manifestación vecinal en Mataró. / ACN

2
Se lee en minutos
ACN

Unas 600 personas, según la Policía Local de Mataró, se manifestaron este lunes por la noche por las calles de la ciudad para reclamar más seguridad tras la agresión sexual a una vecina del barrio de Cerdanyola.

Los hechos ocurrieron a las 6.00 h de un miércoles, "un día normal sin ninguna fiesta", según detallan desde la Asociación de Vecinos, que reclama una actuación legal contundente contra los agresores y que el Ayuntamiento incremente la vigilancia en el barrio para que este caso, el primero de estas características que se recuerda, no se repita.

La marcha partió de la plaza Isla Cristina y acabó en el Ayuntamiento, donde intervino el alcalde, David Bote, que, interpelado, se comprometió a trabajar con el vecindario para encontrar soluciones.

Aunque la agresión sexual ocurriera un miércoles, cuando un grupo de hombres agredieron sexualmente a una joven en el barrio de madrugada, los hechos no trascendieron hasta el sábado. La indignación llevó a la Asociación de Vecinos a organizarse y convocar una manifestación, que salió del barrio para acabar en la puerta del Ayuntamiento.

"Más presencia policial y más sensibilización"

"Queremos demostrar a toda la ciudad que no compartimos este comportamiento en el barrio; ésta debe ser la primera y última vez que pasa", asevera el presidente de la Asociación de Vecinos, Bangaly Toure.

Denuncia, además, que hay sensación de inseguridad en el barrio, una situación que se hizo explícita a lo largo de la concentración, con gritos ante la misma puerta del Ayuntamiento.

"Hemos pedido más presencia policial, más educación en igualdad y más sensibilización ante esta problemática social que no es sólo contra las mujeres, todos debemos sumar esfuerzos, y se ha demostrado que no es suficiente con lo que ya se hace", añade la vicepresidenta del colectivo, Raquel Fernández.

Intervención del alcalde de Mataró

Un hecho que preocupa es que la agresión no tuvo lugar en ningún entorno determinado, como el de fiesta: "Era un miércoles a primera hora de la mañana", destaca Fernández.

Una vez en el Ayuntamiento, el colectivo reclamó la intervención del alcalde, David Bote, que finalmente bajó a la puerta donde se llevaban a cabo los parlamentos de los convocantes. El alcalde atendió las demandas, centradas sobre todo en la seguridad y donde se pudo escuchar el grito de "dimisión" por parte de alguno de los presentes.

Noticias relacionadas

"Ninguna agresión puede quedar sin respuesta, hay un comportamiento firme para erradicar la violencia de género, independientemente de su forma", señaló Bote.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO