Ir a contenido
Kaia Gerber: 'top' desde la cuna

MANIQUÍ DE RAZA

Kaia Gerber: 'top' desde la cuna

Las grandes firmas de moda de lujo se rifan a la hija de Cindy Crawford, últimamente fija en las principales pasarelas. Y solo tiene 17 años

Noelia Sastre

Si ha habido alguna crítica desde las 'top models' de los 90 hacia las que ahora triunfan como 'instamodels' en las redes sociales, Kaia Gerber no se ha dado por aludida. La hija de Cindy Crawford, digna sucesora de la maniquí americana, tiene el apoyo de quienes compartieron pasarela con su madre y de los modistos para los que desfiló desde su primera campaña con Young Versace, cuando tenía solo 10 años.

Lo cuenta Naomi Campbell en una reciente entrevista en televisión. Preguntada por las declaraciones de Kendall Jenner, la mejor pagada en la actualidad, que afirma ser muy selectiva con los trabajos y no entiende a sus compañeras que hacen 30 desfiles por temporada, Campbell se limitó a contestar: "Siguiente pregunta". Pero con Kaia la cosa cambia. Con ella tiene una relación familiar. "Es adorable. Estoy muy orgullosa de ella", dijo de la hija de Crawford, recordando el momento en el que Naomi, Kaia y Cindy se reunieron en casa de Azzedine Alaïa para dibujar la carrera de la más pequeña. "Nos sentamos en la mesa de la cocina y decidimos los desfiles que podía hacer y los que no, porque era demasiado pronto. Sabíamos que con un poco de tiempo llegaría, y de hecho lo ha conseguido".

Modelo del año

Sí, la hija de Crawford y el empresario Rande Gerber, nacida en 2001 (dos años después que su hermano Presley, también modelo), ya colecciona una larga lista de campañas y desfiles: Calvin Klein, Marc Jacobs, Burberry, Prada, Chanel, Fendi, Saint Laurent, Moschino o Versace la pasada primavera, cuando su madre participó en un homenaje al creador italiano junto al resto de sus musas. En 2018 fue modelo del año en los premios de la moda británicos y presentó su primera colección con Karl Lagerfeld, 'KarlxKaia'.

Cindy Crawford y su hija, en Londres, en el 2018, durante la gala de los premios de la moda. /WIRELIMAGE(SAMIR HUSSEIN)

“Soy de Malibú y allí la gente tiene una manera muy casual de vestir. Luego está el look parisino y chic. Karl y yo quisimos combinar ambos mundos; es un visionario, siempre ha sido mi héroe", dijo Kaia a 'Vogue' durante la presentación de la colección cápsula para la marca del diseñador fallecido en febrero. "Siempre estoy buscando inspiración, así que cuando se presentó esta oportunidad pensé: 'Perfecto, ya tengo todas mis ideas listas'. Antes de salir de casa me aseguro de que la ropa que llevo sea funcional. Eso es lo principal".

Consejos de madre

Pero si alguien la defiende en este negocio es su madre, que este mismo mes ha explicado en 'Porter Edit' cómo se han fraguado los pasos de Kaia en la moda. “Cuando IMG nos propuso firmar con ella, tenía 13 años y me alegré de que no pudiera desfilar hasta los 16 (ahora tiene 17). A partir de esa edad ya no pude retenerla más. Solo espero que mis consejos le sirvan”, dice la matriarca de esta pequeña pero productiva dinastía de modelos, que viajó con su hija el año pasado para su debut en la pasarela. Fue en Nueva York, cuatro días después de cumplir 16, para la segunda colección de Raf Simons con Calvin Klein. "Es cierto que Kaia tiene algunas ventajas. Es mi hija y la gente lo sabe. Pero cuando dicen que le he comprado la portada de una revista pienso '¡Si la compro para alguien, sería para mí!'".

A la veterana súper modelo le pareció que todo seguía igual en el 'backstage', aunque reconoce que verlo a través de los ojos de su hija tiene un punto nostálgico. "Lo que sí es diferente es que las redes sociales son parte del trabajo. A nosotras no nos fotografiaban constantemente. Hay mucha presión para producir contenido diario, es como una pequeña bestia hambrienta". Lo que más le duele, dice, son los comentarios de desconocidos. "No puedo creer que la gente odie tanto, pero es lo que hay porque tenemos que ser políticamente correctos. Si no eres famoso puedes decir las mayores barbaridades. La cosa cambia si una 'celebrity' ofende a la persona equivocada". Trabajo duro el de esta madre de dos adolescentes con cinco millones de seguidores en Instagram.

Temas: Moda