26 feb 2020

Ir a contenido

falta de personal facultativo

Herido grave un funcionario de una cárcel de Madrid tras un incidente con varios presos

Los interinos reclamaban un médico de urgencia durante el reparto de medicación

El Periódico / Agencias

Centro penitenciario de Estremera en Madrid.

Centro penitenciario de Estremera en Madrid. / Europa Press

CCOO y CSIF han alertado de una nueva agresión a un funcionario de la prisión de Estremera el pasado domingo, coincidiendo con el reparto de medicación, cuando varios internos protagonizaron un incidente "grave" al destrozar parte del mobiliario del módulo para demandar de forma "violenta" la asistencia médica urgente.

Según han informado ambos sindicatos en un comunicado, varios funcionarios tuvieron que intervenir para controlar la situación "violenta" que se producía en uno de los módulos residenciales de la prisión. Algunos internos, durante el reparto de la medicación, reclamaron la presencia urgente de un médico, provocando "desperfectos en el módulo y apropiándose de palos y barras para bloquear el acceso al departamento, creando una situación de mucha tensión".

Este incidente dejó herido grave a un funcionario de prisiones. En este caso, "la falta de personal y la ausencia de tratamiento para la enfermedad mental en prisiones" son, a juicio de los sindicatos, "las principales causas del incidente" y "del aumento de la conflictividad" en el Centro Penitenciario de Estremera.

Puestos vacantes en los centros penitenciarios

El 13% de los puestos de trabajo están vacantes, siendo especialmente grave la actual falta de personal facultativo en el centro. Tan sólo hay tres médicos para garantizar la asistencia sanitaria durante las 24 horas del día, los 365 días del año de los 1.170 internos que residen en el centro penitenciario.

CCOO ha lamentado que más del 50% de los incidentes regimentales que se producen en las prisiones tiene relación con internos con patologías psiquiátricas. La propia situación de encarcelamiento genera entre cuatro y seis veces más probabilidad de padecer un trastorno psicótico o depresión grave que la población general y alrededor de 10 veces más probabilidad de ser diagnosticados de un trastorno antisocial de la personalidad, según el sindicato.

Por este motivo, CCOO ha demandado "más recursos humanos, formación específica, un plan de prevención frente a las agresiones y estrategias y medidas encaminadas a dar una respuesta global al grave problema de las patologías psiquiátricas en prisión". Por su parte, desde CSIF han exigido que la integridad de los funcionarios de Estremera se salvaguarde en todo momento , "siendo competencia de la dirección por su responsabilidad y dado el alto nivel de agresividad". "Exigimos el traslado inmediato de los internos que agredan físicamente", han lanzado.