02 jun 2020

Ir a contenido

en aranjuez

Denuncian a un preso por una "brutal" agresión a un funcionario en una cárcel de Madrid

No se abrirán diligencias por delito de atentado al agresor porque no hirió a un agente de autoridad

El Periódico / Agencias

Una comisaría de la  Policía Nacional.

Una comisaría de la  Policía Nacional. / EFE

Instituciones Penitenciarias ha presentado en los Juzgados de Guardia de Aranjuez una denuncia contra un interno del Centro Penitenciario Madrid VI por "una brutal agresión" sufrida por un funcionario que intentó mediar en una pelea durante el reparto de la cena, han informado fuentes jurídicas.

Los hechos se produjeron el pasado sábado cuando el preso inició una pelea en el comedor del penitenciario en la que se enzarzaron varios reos. El funcionario trató de mediar y recibió un fuerte golpe en la nuca con una bandeja metálica de comida, teniendo que ser atendido en la enfermería por un cicatriz que requirió diez puntos de sutura.

Tras ser atendido, se le trasladó al hospital para una observación exhaustiva. El agredido se encuentra de baja y con secuelas por lo sucedido. El interno fue trasladado al departamento de aislamiento en espera de que sea sancionado disciplinariamente ya que al no ser considerados los funcionarios de prisiones agentes de autoridad, no se le abren diligencias por delito de atentado.

Administracióm Penitenciaria

Ante la gravedad de los hechos, Instituciones Penitencias ha decidido interponer una denuncia contra este interno. El agresor tiene previsto salir de prisión el próximo cuatro de diciembre por haber cumplido su condena. El juez que instruya la causa tendrá que decidir si investiga los hechos y si lo hace por un delito de tentativa de homicidio, dada la violencia con la que se produjo el golpe a "modo de hacha" y que podría haber acabado con la vida del funcionario.

El sindicato CSIF denunció el pasado sábado la "brutal agresión" y pidió al Gobierno que ejerza su responsabilidad. "El hecho de estar en funciones no les exime de la misma; a la Administración Penitenciaria ya ni nos dirigimos, prefiere mirar para otro lado y no asumirla, haciendo oídos sordos a los problemas que tiene el colectivo penitenciario", reclamó.