Ir a contenido

NBA

Doble-doble de Ricky en la venganza de Thibodeau

El técnico de los Wolves, apartado de los Bulls en el 2015, doblega a su exequipo

ÀLEX SOLER / BARCELONA

Ricky Rubio completó un buen partido ante los Bulls y ayudo a su técnico a vengarse de su exequipo.

Ricky Rubio completó un buen partido ante los Bulls y ayudo a su técnico a vengarse de su exequipo. / EFE / KAMIL KRZACZYNSKI

La venganza es un plato que se sirve frío, a veces muy frío. En mayo de 2015, Tom Thibodeau, exentrenador de los Chicago Bulls y actual técnico de los Timberwolves, fue despedido por la franquicia de Illinois bajo la premisa de que el equipo quería seguir creciendo.

La obsesión por el control exhaustivo de todo lo que rodeaba a la organización crispó las relaciones entre franquicia y entrenador y, pese a que metió al equipo en postemporada cinco veces en cinco años, Jerry Reinsdorf, presidente de los Bulls, no tuvo el menor reparo en despedirlo.

REGRESO A CHICAGO

Thibodeau, entonces, se marchó y Fred Hoiberg tomó las riendas de Chicago. Tras la medida tomada por la dirección, y por primera vez en siete años, los Bulls se quedaban fuera de 'play-offs'. Este martes, Thibodeau volvía al banquillo del United Center de Chicago, solo que esta vez lo hacía con el equipo que tomó esta temporada, los Minnesota Timberwolves de Ricky, Wiggins y Towns.

En lo deportivo aún le queda mucho trabajo por hacer con estos Wolves, que aún deben progresar pero que tienen un futuro muy prometedor, pero ante los Bulls, y con la imperiosa necesidad de ganar, Thibs se puso serio y apretó a su equipo cuando perdían para acabar remontando. 94-99 fue el resultado final, marcador con el que se consuma su venganza.

En el primer cuarto, finalizado 26-6 para Chicago, todo el mundo dio por sentenciado el partido pero en la NBA pasa de todo. Ricky, con 11 puntos y 11 asistencias, Wiggins con 23 y LaVine, con 24, cogieron las riendas del partido mediado el segundo quarto para consumar la mayor remontada de la temporada. "Estoy orgulloso de lo que hizo el equipo", fueron las palabras de Thibodeau finalizado el partido. 

PARTIDO RÉCORD EN ATLANTA

Los Orlando Magic se coronaron en la pista de los Atlanta Hawks (120-131) con un partido de récords. En primer lugar, sumaron en total 131 puntos, cifra que no conseguían desde 2009 y que significa el máximo de la presente campaña. Además, se repartieron 36 asistencias, también tope de la temporada, y anotaron 15 triples. 

Orlando, sin su referente, Vucevic, y siendo el penúltimo equipo en anotación, se encomendó a su banquillo y a Elfrid Payton, que con 26 puntos y 14 asistencias hizo el mejor partido que se le recuerda, a Ibaka, con 29 tantos, y a Fournier, con 23. Los de Florida se ponen 11-15 a solo una victoria de estos Hawks que han pasado del 9-2 inicial, al 12-13 actual.

SIN MARC, MEMPHIS NO GANA

Si a unos Grizzlies que se basan en Marc Gasol y Mike Conley les haces jugar sin ellos dos, no ganan. El catalán descansó en el partido que ganaron cómodamente los Cavs de Lebron por 103 a 86. 

Este miércoles se vuelven a enfrentar esta vez en la pista de los de Tennessee y con Marc, y los Cavs darán descanso a Lebron, Love e Irving, que ya ha descansado este martes, cosa que debería dar opciones a los Grizzlies.

0 Comentarios
cargando