Similitudes y diferencias

El rescate del Titan y la tragedia migratoria en Grecia sacan a flote el doble rasero occidental

 El naufragio de 81 migrantes y la desaparición de 500 en el mar Jónico no tiene el mismo tratamiento que la desaparición del submarino 

Tragedia del Titan: última hora del accidente del sumergible turístico, en directo

La mayor tragedia migratoria del Mediterráneo destapa una nueva ruta entre Libia y Grecia

La mayor tragedia migratoria del Mediterráneo destapa una nueva ruta entre Libia y Grecia / Agencias

5
Se lee en minutos
Begoña González

Por un lado, un sumergible llamado Titan perdido a casi 4.000 metros de profundidad con cinco millonarios tripulantes que se encontraban haciendo "turismo" submarino. En el otro, llamado Andriana, más de 700 migrantes que partieron con lo puesto desde Libia en un gran barco con destino a la Costa italiana que naufrago frente a la costa griega causando la muerte de al menos 81 de sus ocupantes y otros cerca de 500 permanecen desaparecidos.

Los medios de comunicación

Al primero, los medios de comunicación le han dedicado horas de atención mediática y en la operación de búsqueda participan agencias estadounidenses y canadienses, armadas y empresas comerciales de alta mar, todas ellas colaborando en la operación de rescate, que se está coordinando desde Boston (Massachusetts). En el caso del segundo, la atención se ha brindado tan solo cuando han empezado a emerger cuerpos sin vida tras el naufragio y las tareas de salvamento se han llevado a cabo con la participación de una fragata de la marina, tres barcos y un helicóptero. Dos escenarios completamente opuestos que han sacado a flote el doble rasero occidental para con los rescates marítimos.

Posibilidades de seguir con vida

A bordo del Titán, las opciones de ser rescatados con vida se han desvanecido a las 13:08 horas de este jueves cuando según los pronósticos se acabarían las reservas de aire del submarino. Las de los tripulantes del Andriana ya son nulas tras una semanas a la deriva en el mar. Apenas 104 personas fueron rescatadas tras el naufragio ocurrido el miércoles, la mayoría de Siria, Egipto y Pakistán. En el Titán, viajaban dos de los hombres más ricos de Pakistán: el empresario Shahzada Dawood (48 años), afincado en Londres y amigo del rey de Inglaterra, y su hijo Suleman (19). En el Adriana, cerca de la mitad de los tripulantes eran también Pakistanís, pero con condiciones económicas antagónicas.

Petición de ayuda y rescate

Las autoridades de Grecia sostienen que el buque rechazó cualquier tipo de ayuda y sostenía que no estaba en riesgo hasta poco antes de volcar, pero los datos analizados por la cadena británica BBC a partir del portal MarineTraffic parecen revelar problemas de navegación, en medio de las crecientes críticas a la Guardia Costera por su actitud durante el siniestro. Según recogen las primeras investiagaciones, el primer aviso de peligro se emitió a las 10 de la mañana y fue recibido por guardacostas griegos y Frontex, la agencia de seguridad fronteriza marítima europea. A partir de entonces, se desconoce cómo fue desarrollándose la relación entre los servicios de salvamento y la barcaza, porque las versiones son contradictorias. Según las autoridades griegas, los migrantes rechazaron la ayuda y no fue hasta las 00.40h del 14 de junio que oficialmente se pidió ayuda, pero fue demasiado tarde y en cuestión de minutos, el barco se hundió. La versión griega ha sido contestada por algunos supervivientes y por investigaciones periodísticas.

En cambio en el rescate del Titan, según los guardacostas estadounidenses, se perdió el contacto con el sumergible al cabo de una hora y 45 minutos de inmersión, con cinco personas a bordo. El Titan inició el descenso al fondo marino a las 14:00 y la embarcación fue reportada como perdida a las 9:13 pm hora local del domingo 18 de junio, tan solo 13 minutos después de la hora en que supuestamentre debía haber emergido. A las 23.40, la Guardia Costera de Canadá recibió la alerta e inició las tareas de rescate. Al dispositivo se han ido sumando medios de vigilancia aérea con aviones C-130 o P3 y buques equipados con robots submarinos, buques militares y de empresas privadas. Los medios desplegados por los ejércitos estadounidense y canadiense siguen llegando al lugar donde está estacionado el Polar Prince, el buque del que partió el sumergible Titán. Un buque canadiense con personal médico y una cámara de descompresión llegaron también a las inmediaciones. 

Responsabilidad

Noticias relacionadas

En cuanto a las responsabilidades, en el caso del naufragio en Grecia, el pasado día 16 de junio fueron arrestadas varias personas. Nueve en el país heleno y diez en Pakistán acusados de tráfico de personas. En el caso del Titan, en cambio, ha trascendido que en el año 2018, un antiguo director de la empresa, David Lochridge, fue despedido tras plantear serias dudas sobre la seguridad del sumergible. Todavía no s ehan tomado medidas al respecto auqnue es sabido que la empresa propietaria había sido advertida en varias ocasiones de la temeridad de sus expediciones turísticas al Titanic.

Los motivos del viaje

Mientras que los pasajeros del Andriana buscaban una forma de escapar de la guerra y las penúrias y pretendían llegar a Italia para empezar una nueva vida en mejores condiciones, los tripulantes del Titán se encontraban de exclusiva expedición turísitca para visitar los restos del Titanic, el navío que se hundió en 1912 en las aguas de Terranova con 2.500 personas a bordo. En Siria, Egipto y Pakistán, los tres principales países de dónde procedían los migrantes del naufragio, la situación socioeconómica no es buena, y la mayoría emprendieron el viaje en busca de un futuro para ellos y sus familias. En el caso del Titán, la intención era visitar el Titanic, el pecio se encuentra a unos 600 kilómetros de la costa de Terranova, en Canadá, a una profundidad de 3.800 metros bajo la superficie marina y en ocasiones se había hablado de la complicación de la operación. Su naufragio se produjo en 1912 y se saldó con más de 1.500 fallecidos, y los restos del pecio no fueron localizados hasta 1985. Para emprender este viaje, los turistas submarinos firmaron un documento de exención de responsabilidad en caso de accidente.

Temas

Titanic