Tensión en Oriente Próximo

Un ataque con misiles desde Siria deja tres muertos en Turquía

Erdogan asegura que la ofensiva turca sobre las posiciones kurdas en Siria e Irak no se limitará a bombardeos aéreos

Varios viandantes inspeccionan en el distrito turco de Karkamis un camión alcanzado por varios misiles lanzados desde el norte de Siria.

Varios viandantes inspeccionan en el distrito turco de Karkamis un camión alcanzado por varios misiles lanzados desde el norte de Siria. / Reuters

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Al menos tres personas han muerto este lunes en el sur de Turquía tras un ataque con misiles lanzado desde el lado sirio de la frontera. Cinco cohetes han caído en el pueblo de Karkamis, situado a escasos metros de territorio sirio. Según el gobernador de la provincia de Gaziantep, uno de los misiles ha caído sobre un recinto escolar y, entre los fallecidos, hay un estudiante menor de edad y un profesor.

El ataque llega tan solo 24 horas después de que Turquía lanzase durante la madrugada del domingo una campaña aérea de bombardeos sobre el noreste de Siria y el norte de Irak, donde hay presencia y control territorial de las YPG y la guerrilla del PKK. Ambas facciones están relacionadas entre sí, pero guardan algunas diferencias: las YPG controlan casi un tercio de Siria, y ganaron poder e influencia desde 2016, cuando lideraron la lucha contra el Estado Islámico (EI) con el apoyo de EEUU.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) tiene su base en las montañas del norte de Irak, y lleva en guerra contra Turquía desde la década de los ochenta. Su líder, Abdullah Öcalan, está encarcelado en una cárcel de alta seguridad cerca de Estambul desde finales de los noventa. El PKK ha sido designado como una organización terrorista tanto por Turquía como por la Unión Europea y los Estados Unidos

Respuesta de una respuesta

“Primero de todo esta operación no es una operación que haya sido lanzada de golpe, aleatoriamente”, dijo Erdogan el domingo, horas después de que Turquía lanzase su campaña de bombardeos contra las YPG y el PKK. “Como hemos dicho antes, aquel que moleste a nuestro país y nuestras tierras pagará el precio. Hay organizaciones terroristas en nuestro sur que planean muchos ataques o que lanzan estos ataques y amenazan a Turquía”, añadió el presidente turco en referencia al atentado de la semana pasada en la calle Istiklal de Estambul, la arteria peatonal más transitada de la ciudad del Bósforo

Turquía acusa de ese ataque a las YPG y el PKK. Ambas organizaciones niegan responsabilidad alguna en el atentado, que se cobró la vida de seis personas. Ankara anunció su campaña de bombardeos, de hecho, como respuesta a ese ataque.

Noticias relacionadas

“Lo que está pasando no se limita solo a una operación aérea. El número de tropas involucradas de nuestras fuerzas armadas lo decidirá nuestro Ministerio de Defensa y nuestro Estado mayor”, dijo Erdogan. Hasta la fecha, Turquía ha realizado tres operaciones militares contra las YPG en el norte de Siria, y siempre lo ha hecho coincidiendo con un periodo preelectoral.

Esta vez no sería distinta: el país anatolio se acerca a las elecciones presidenciales de junio de 2023 que, ante la crisis inflacionaria turca, se prevén cruciales para la supervivencia política del presidente turco. Pese a un repunte en las últimas semanas, la gran mayoría de sondeos pronostican actualmente la derrota de Erdogan ante una oposición unida en contra del presidente turco.