Cumbre del G-20

Xi y Trudeau escenifican las tensiones entre China y Canadá

El dirigente chino a reprochado a su homólogo que divulgara públicamente una conversación privada entre ambos

Xi Jinping recrimina a Trudeau haber filtrado una conversación privada a la prensa. / ADAM SCOTTI / PMO / REUTERS / VÍDEO: ATLAS

3
Se lee en minutos
El Periódico

"No es apropiado". El presidente chino, Xi Jinping, ha criticado duramente al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, frente a las cámaras en la cumbre del G-20 en Bali (Indonesia), un comportamiento público inusual que podría complicar las relaciones bilaterales que ya están tensas desde hace tiempo.

Las imágenes tomadas el miércoles por los periodistas en Bali muestran a Xi reprendiendo a Trudeau, de manera cordial pero firme, después de que supuestamente se filtraran a la prensa los detalles de una reunión que mantuvieron ambos dirigentes el día anterior.

El primer ministro canadiense explicó que drante esa reunión planteó "la cuestión de la injerencia" china después de que Ottawa acusara a Pekín de interferir en sus sistemas democráticos y judiciales.

"Respeto mutuo"

“Ir a decirle a los periódicos lo que dijimos durante nuestra conversación no es apropiado”, le dijo Xi Jinping a Justin Trudeau, según este video de aproximadamente un minuto publicado en Twitter.

En tono tranquilo y con una sonrisa, el presidente habla en chino y continúa: “Y además, no fue así como se desarrolló la conversación”. Sus comentarios son traducidos al inglés por un intérprete.

"Si hay sinceridad [de su parte], entonces deberíamos tener una discusión basada en el respeto mutuo. Si no la hay, es difícil esperar demasiado", ha argumentado Xi sobre el discurso de Trudeau.

Trabajo constructivo

Aparentemente, el presidente chino intenta despedirse del primer ministro canadiense, pero este último responde, incluso antes de escuchar la traducción de los comentarios de Xi Jinping. “En Canadá, creemos en el diálogo libre, abierto y franco, y eso es lo que continuaremos haciendo”, ha dicho Trudeau en inglés.

“Seguiremos buscando trabajar juntos de manera constructiva, pero habrá cosas en las que no nos pondremos de acuerdo”, ha añadido el mandatario norteamericano.

Con las manos levantadas y planas frente a él, Xi Jinping ha puesto fin a la conversación y le ha replicado con calma en dos ocasiones: "Depende de usted crear las condiciones [necesarias para la mejora de las relaciones]". Sonriendo, le da la mano al primer ministro canadiense y luego los dos hombres dan por terminada la conversación.

"Diálogo franco"

Cuando se le preguntó el jueves sobre este video durante una conferencia de prensar, una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Mao Ning, minimizó su alcance. "El video (...) contenía una breve conversación entre los líderes de los dos países durante la cumbre del G-20. Esto es algo normal", dijo.

“No creo que esto deba interpretarse como una crítica o una reprimenda de nadie por parte del presidente Xi”, añadió Mao. "Tener un diálogo franco no es un problema para China. Solo esperamos que este diálogo franco se base en la igualdad y el respeto mutuo, en lugar de acusaciones condescendientes".

En el video, es "extremadamente raro" que los líderes chinos muestren públicamente su descontento de una manera tan "espontánea", explica Chong Ja Ian, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Singapur. Según él, esta conversación entre los dos hombres muestra que Xi Jinping "no considera a Trudeau y Canadá como interlocutores verdaderamente serios".

Lenguaje corporal

El tono del intercambio fue similar al de "una 'gran' potencia dirigiéndose a una menor", ha explicado Van Jackson, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Victoria de Wellington, Nueva Zelanda. .

“El lenguaje y la postura del señor Xi no son inusuales, en privado, para una conversación entre funcionarios del Gobierno que no están en buenos términos”, añade Jackson. La reunión del martes entre Xi Jinping y Justin Trudeau fue el primer diálogo cara a cara entre los dos líderes desde 2019.

La policía federal canadiense indicó el jueves pasado que estaba investigando supuestas "comisarías" instaladas ilegalmente por China en Canadá para controlar en particular a los chinos exiliados o expatriados.

Juegos agresivos

Justin Turdeau también dijo la semana pasada que China estaba llevando a cabo "juegos agresivos" después de que la emisora canadiense Global News informara sobre la interferencia china en el proceso electoral de Canadá.

Noticias relacionadas

Las relaciones entre Pekín y Ottawa se han deteriorado considerablemente en los últimos años, particularmente después del arresto en 2018 por parte de Canadá, a petición de Estados Unidos, del director financiero de Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones.

A pesar de una relativa relajación tras su liberación el año pasado y la de dos canadienses que fueron arrestados en represalia, las últimas semanas han visto un mayor endurecimiento de las relaciones.