Ampliación europea

Bruselas pone en marcha el tren de adhesión de Ucrania a la UE

  • La Comisión Europea recomienda a los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE conceder el estatus de país candidato al país invadido por Rusia aunque con condiciones

Von der Leyen vestida con los colores de la bandera de Ucrania.

Von der Leyen vestida con los colores de la bandera de Ucrania. / AFP

6
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

El proceso de negociación será largo y complicado, podría prolongarse durante años e incluso décadas, y estará sujeto a condiciones en materia de reformas pero la Comisión Europea ha confirmado este viernes su propuesta de conceder a Ucrania -también a Moldavia- el estatus de país candidato a la Unión Europea. Una etiqueta, por ahora, con pocos efectos prácticos pero cargada de simbolismo, que llega cuando se cumplen 114 días de la guerra lanzada por Rusia en el país. La recomendación, que pone en marcha el tren de adhesión de Ucrania a la UE, lanza un mensaje rotundo al presidente ruso, Vladimir Putin: su esfera de influencia es cosa del pasado y la puerta del club europeo está abierta. La última palabra la tendrán ahora los 27 jefes de estado y de gobierno de la UE.

“La Comisión Europea recomienda que se de a Ucrania una perspectiva europea y que se le de estatus de país candidato en el entendimiento de que el país llevará a cabo toda una serie de reformas importantes”, ha anunciado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que ha recordado que "los ucranianos están dispuestos a morir por la perspectiva europea". La decisión es resultado del análisis en profundidad realizado por Bruselas sobre los méritos del país. Según el mismo, Ucrania ha demostrado su compromiso con los valores y las normas europeas y en los últimos ocho años ha logrado avances importante hasta el punto de que, gracias al Acuerdo de Asociación que tiene con la UE desde 2016, aplican el 70% del acervo europeo, las normas y estándares europeos.

Según Bruselas, el país "forma parte de programas como Horizonte Europa y Erasmus. Tiene una democracia parlamentaria sólida y una administración publica que funciona bien y ha conseguido que el país siga funcionando durante la guerra”, ha dicho la alemana que ha elegido un atuendo con los colores de la bandera ucraniana. Se trata de logros importantes sobre los que tendrán que seguir trabajando, particularmente en materia judicial y estado de derecho, para acelerar el nombramiento de jueces del Tribunal Constitucional, lucha contra la corrupción nombrando ahora al nuevo jefe de los fiscales anticorrupción o el nuevo director de la oficina contra la corrupción o respeto de los derechos fundamentales porque para tener derecho iniciar negociaciones de adhesión tendrán que transformar profundamente el país. Bruselas ve positivamente, por ejemplo, la ley contra los oligarcas pero ahora deberá ser implementada.

Sin calendario fijo y reversible

"La primera decisión garantiza estatus de país candidato. Cuando se den las condiciones habrá que reflexionar y ver si se cumple el siguiente paso para dar inicio a las negociaciones de adhesión", ha explicado el comisario de Ampliación, Oliver Varhelyi, sobre el proceso de ampliación. "Es un proceso dinámico. No es rígido. No hay marcos temporales ni calendarios definidos. Confiamos en que las reformas se acometan así que cuando se avance se podrá progresar. Mientras no haya reformas no se avanzará. En el pasado se ha visto que si se da marcha atrás en el proceso de reformas también se da marcha atrás en el proceso de adhesión. Está en manos de los países. Son quienes deciden a qué ritmo quieren avanzar", ha añadido von der Leyen que reconoce que hay cambios que podrán realizarse pero otros tendrán que esperar al fin de la guerra. Según el dictamen, Bruselas volverá a evaluar los progresos para finales de 2022.

El mismo mensaje se aplica a Moldavia, que también ha recibido un dictamen positivo de Bruselas hacia la concesión de un estatus de candidato mientras que Georgia tendrá todavía que esperar. "Para tener éxito se tiene que unir a nivel político para diseñar un camino hacia reformas estructurales. Recomendamos que se conceda al país una perspectiva europea y que volvamos a reevaluar más adelante si se cumplen las condiciones", ha indicado. Los tres países solicitaron su adhesión tras la invasión de Rusia.

La recomendación llega tras una visita exprés a Kiev, la segunda desde que se inició la guerra, de von der Leyen para cerrar filas con Ucrania. “Queremos apoyar a Ucrania en su camino europeo. Queremos mirar al futuro”, dijo el pasado 17 de junio von der Leyen. El presidente ucraniano Volodimir Zelenski solicitó el ingreso el pasado 28 de febrero, tan solo cuatro días después del inicio de la invasión rusa. Una petición que ha repetido con insistencia en todas y cada una de las numerosas intervenciones públicas que ha hecho desde entonces. En las cumbres de líderes europeos -tres hasta ahora-, ante el pleno del Parlamento Europeo y ante los parlamentos nacionales. 

Los 27 líderes de la UE, que tienen la última palabra en una decisión que requiere unanimidad, analizarán la propuesta en la cumbre del 23 y 24 de junio en Bruselas


Noticias relacionadas

“Demuestren que la UE está con nosotros y no nos abandonará”, rogó el pasado 1 de marzo ante la Eurocámara. Detrás de esta estrategia se esconde un mensaje que han trasladado por activa y por pasiva: no solo luchamos por la libertad y la supervivencia de Ucrania sino de toda la Unión Europea. Un mensaje que ha conseguido derribar algunas resistencias entre los líderes europeos que ha culminado esta semana con el fuerte espaldarazo público dado por las tres principales potencias de la Unión Europea, Alemania, Francia e Italia, y escenificado en Kiev, durante la visita del presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi a su homólogo ucraniano Volodimir Zelenski. 

Decisión de los Veintisiete

“Deseamos que Ucrania adquiera de forma inmediata el estatus de candidato a la adhesión”, indicaron este jueves acompañados del presidente de Rumanía, Klaus Ioannis. La última palabra sobre la concesión del estatus -por unanimidad- la tendrán los Veintisiete Jefes de Estado y de Gobierno de la UE que analizarán la propuesta en la cumbre del 23 y 24 de junio en Bruselas. Una discusión que se augura complicada y que hasta ahora afrontaban divididos entre los partidarios de conceder de forma inmediata el estatus, como Polonia o las tres repúblicas bálticas, y quienes consideran que más allá de una decisión política se trata de un proceso para el que no están preparados como Países Bajos que hasta ahora veían prematuro conceder ya, cuando la guerra no ha terminado, el estatus de candidato. La presión es grande, sin embargo, y su ministro de exteriores, Wopke Hoekstra, ha celebrado este viernes la propuesta. "Ucrania tiene trabajo que hacer pero la propuesta es equilibrada. Por consecuencia, el Gobierno neerlandés quiere aprobar esta propuesta. Discutiremos la posición de Países bajos con el Parlamento el miércoles", ha avanzado.