Delincuencia

Las bandas desatan una carnicería en Haití

  • El enfrentamiento entre grupos criminales deja al menos 39 muertos, 68 heridos y ocho desaparecidos en apenas unas semanas

Cadáveres en una calle de Puerto Príncipe.

Cadáveres en una calle de Puerto Príncipe. / AP / GERALD HERBERT

1
Se lee en minutos
Europa Press

Al menos 39 personas han muerto, 68 han resultado heridas y ocho han desaparecido en enfrentamientos entre las bandas '400 Mawozo' y 'Chen Mechan' durante las últimas semanas, en el norte y noreste de Puerto Príncipe, Haití.

Protección Civil de Haití, en colaboración con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), ha actualizado este jueves los datos sobre la violencia entre bandas armadas que tuvo lugar entre el 24 de abril y el 3 de mayo en las barriadas de Croix des Bouquets, la Plaine du Cul de sac, en Cité Soleil y Bel Air. Los organismos han alertado de que al menos 9.000 personas han huido de sus hogares y 48 escuelas, cinco centros médicos y ocho mercados públicos han tenido que cerrar sus puertas en la capital de Haití, Puerto Príncipe. Asimismo, el informe ha criticado la actuación policial que "no ha permitido restablecer el orden en los barrios afectados por la violencia entre bandas", tal y como ha recogido la agencia de noticias Alterpresse.

Noticias relacionadas

Por su parte, el Grupo de Trabajo sobre la Seguridad (GTS) de Haití solicitó a finales de abril "urgentemente" al primer ministro, Ariel Henry, que declarase el estado de emergencia durante un mes tras los enfrentamientos entre bandas armadas de Puerto Príncipe. En este contexto, la agencia de noticias haitiana advirtió de que la banda '400 Mawozo' que está considerada como una de las más poderosas de la isla, especializada en secuestros de grupos grandes para pedir rescates, estaba operando también en el barrio de 'Croix des Bouquets', en el noreste de Puerto Príncipe, e intenta extender su dominio.

Haití atraviesa una situación de crisis. Desde el magnicidio del presidente, Jovenel Moise, el pasado 7 de julio, la siempre convulsa situación política y económica de Haití se vio aún más golpeada. Pronto el vacío de poder degeneró en una crisis de seguridad, con asesinatos y secuestros a diario, sobre todo en amplias zonas de la capital. Además, el mandato del primer ministro, Ariel Henry, terminó oficialmente el 7 de febrero, lo que ha incrementado la crisis de legitimidad en el país y los problemas económicos.