La familia del presidente ruso

Hijas de Vladímir Putin: Así son María Vorontsova y Katerina Tikhonova

Ekaterina, la segunda hija de Vladímir Putin.

Ekaterina, la segunda hija de Vladímir Putin.

2
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

La Unión Europea (UE) ha impuesto sanciones a dos hijas de Vladímir Putin, en una medida que añade presión sobre los familiares más cercanos del líder ruso en respuesta a la invasión de Ucrania, según informa 'The Wall Street Journal'. Estados Unidos también les ha impuesto sanciones.

Quiénes son las hijas de Putin

Poco se sabe de su entorno familiar del presidente ruso desde que el Kremlin confirmara, en abril de 2014, que se había divorciado de su mujer, Lyudmila, tras 30 años de matrimonio.

La pareja tuvo dos hijas: María (que en la actualidad tiene 36 años) y Ekaterina (35). A finales del 2015, se le preguntó al presidente ruso en una rueda de prensa por sus hijas. "Mis hijas viven y trabajan en Rusia y jamás han vivido en ningún otro lugar", aseguró hace algo más de 6 años.

Hijas oficiales

Pero, ¿quiénes son María y Ekaterina? La menor es algo más conocida que la primogénita, puesto que estuvo casada cinco años -se divorció en 2018- con el oligarca ruso Kiril Shamalov, accionista mayoritario de la petrolera y gasista siberiana Sibur. Ekaterina, que cambió su apellido por el de Tíjonova -al parecer por su abuela materna- Y, además, es bailarina acrobática y directora de dos iniciativas en la Universidad Estatal de Moscú: la Fundación Nacional de Desarrollo Intelectual y el Centro Nacional de la Reserva Intelectual.

Además, es una reconocida investigadora de inteligencia artificial. La prensa rusa también señala que tiene un puesto directivo en una empresa rusa de procesamiento de gases y petroquímicos.

Madre de dos niños

María, la mayor, vive en Moscú con su esposo holandés, el millonario Jorrit Faassen, que trabajó como alto cargo de la empresa Gazprom -responsable del búnker nuclear de Siberia donde supuestamente se esconde la familia Putin-. Supuestamente tienen dos hijos, pues Putin ha dicho que es abuelo, aunque no se sabe mucho al respecto. Aunque desde hace años cambió su apellido, como su hermana, por el de Vorontsova para preservar su anonimato, su identidad en Rusia no es ningún misterio.

Tal y como confirmó su padre, estudió en la Universidad Estatal de San Petersburgo y en la de Moscú, y ha llegado a convertirse en una endocrina pediátrica e investigadora médica de renombre. María, a quien también llaman Masha, vive con su marido y sus dos hijos en un rascacielos de Moscú.

¿Más descendencia?

Noticias relacionadas

Existen rumores de que, además, Vladímir tiene una tercera hija con su supuesta novia (con la que no ha llegado a casarse), la exgimnasta rítmica rusa Alina Marátovna Kabaeva. Pero ni la relación ni, por supuesto, la hija han sido oficialmente confirmadas.

De ser cierta la relación y la descendencia de Kabaeva, la nueva familia viviría desde 2015 en una zona de máximo lujo en las afueras de Moscú llamada Rublievo, donde periódicamente los vecinos sufren controles de seguridad.