En 24 horas

Cinco palestinos mueren por disparos del Ejército israelí en Cisjordania

  • La espiral de violencia continúa en los territorios ocupados con más víctimas mortales en apenas un día, entre las cuales se cuenta un adolescente de 14 años

4
Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

La espiral de violencia se intensifica en los territorios ocupados palestinos. En las últimas 24 horas, han muerto cinco personas víctimas de los tiros del Ejército israelí. Entre las asesinadas, hay un joven de 14 años y un abogado que luchaba contra la ocupación. A su vez, Hamás ha realizado pruebas de lanzamientos de cohetes durante la noche. Mientras el ambiente en Cisjordania está muy caldeado, desde la Franja de Gaza avivan el levantamiento colectivo. “La gran revolución que tiene lugar en Cisjordania y los enfrentamientos continuados con las fuerzas de ocupación son la expresión de una intifada que no se detendrá”, insisten desde la milicia palestina.

“Esta intifada no se frenará con detenciones o asesinatos”, ha dicho el portavoz de Hamás, Hazen Qasem, tras amenazar a Israel. Por su parte, Fatah en Cisjordania ha requerido al pueblo palestino que se mantenga en esas zonas sensibles y que “se enfrente a las fuerzas del Ejército israelí y los colonos en toda Cisjordania”. Este miércoles Saleh Al Aruri, el subjefe político de Hamás, ha pedido una escalada después de que las tropas israelís arrestaran en Silwad a un grupo de palestinos que eran sospechosos de planear un ataque inminente en Israel.

Tres personas han muerto este miércoles en incidentes separados como víctimas de los enfrentamientos con las tropas israelís. En dos de los casos, incluido el del adolescente Qusai Hamamrah en Husán, cerca de Belén, el ejército israelí ha declarado que sus soldados dispararon contra sospechosos que les arrojaban bombas incendiarias. La tercera muerte fue la del abogado Mohamed Assaf, de 34 años, mientras dejaba a sus sobrinos en el colegio. Este jueves, otras dos personas han muerto en Jenin donde se está concentrando la respuesta más violenta por ambos bandos. 

Más de 40 muertos

La incursión militar israelí empezó hace una semana tras el atentado contra un bar de Tel Aviv que se saldó con tres muertes. Las fuerzas israelís han desplegado sus tropas militares para peinar ciudades y pueblos palestinos a la búsqueda de sospechosos o cómplices de los cuatro ataques palestinos realizados en suelo israelí. En apenas dos semanas, 14 personas han muerto en estos atentados, la cifra más sangrienta de los últimos años. Al otro lado, la situación “se ha vuelto peligrosa y delicada y se está deteriorando rápidamente”, ha denunciado la oficina del presidente palestino, Mahmud Abás, después de acusar a Israel de desestabilizar Cisjordania. 

Alrededor de 40 palestinos han sido asesinados por israelís desde enero, según el ministerio de Salud palestino. Entre ellos, se cuentan los palestinos que llevaron a cabo los ataques en Israel. Las muertes de este jueves elevan a 19 personas muertas durante la escalada en curso. La tensión ya se anunciaba cuando este año coincidían las festividades del Ramadán y las Pascuas judía y cristiana de estas tres religiones forzadas a convivir en el mismo territorio. Aunque la ciudad de Jerusalén se mantiene en calma, la situación al cruzar la Línea Verde es de una angustia creciente.

Otra escalada

Noticias relacionadas

Municipios enteros se mantienen en estado de alarma después de que las tropas israelís despierten al pueblo al completo de madrugada irrumpiendo en hogares para empezar sus operaciones de arrestos. Se desconoce el número total de detenidos en los seis días de ofensiva. Se están llevando a cabo funerales a los jóvenes caídos por disparos del Ejército israelí con grandes números de asistenets. Hay decenas de heridos. La Media Luna Roja Palestina ha declarado el estado de emergencia por la intensificación de los asaltos armados y militares de los soldados y los colonos israelís. Tras el impacto de la pandemia, el estado de las instituciones sanitarias es crítico.

Hace apenas un año, también en pleno Ramadán, las protestas palestinas en Jerusalén y la violenta respuesta de la policía israelí provocaron una guerra a gran escala. Durante 11 días, Hamás e Israel se enfrentaron en los cielos, provocando muertes y destrucción en ambos bandos. En la Franja de Gaza, murieron unos 250 palestinos, entre los cuales se contaban casi una setentena de niños. En Israel, fueron 13 las víctimas mortales. Aunque el gobierno israelí intente idear medidas para calmar las aguas, la violencia de su ejército sobre el terreno anima a Hamás a empezar a preparar los cohetes.