Crisis política en el Reino Unido

Dimite el ministro principal de Irlanda del Norte en protesta por el Protocolo del Brexit

Paul Givan, del Partido Unionista Democrático (DUP), deja el cargo en protesta por los controles aduaneros

El ministro parea Irlanda del Norte, Paul Givan.

El ministro parea Irlanda del Norte, Paul Givan. / PETER MORRISON / DPA

1
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Irlanda del Norte está de nuevo sin gobierno y la razón no es otra que el Brexit. El ministro principal noirlandés, Paul Givan, del Partido Unionista Democrático (DUP), anunció el jueves su dimisión en protesta por los controles aduaneros entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte que impone la aplicación del Protocolo en vigor desde la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El sistema de gobierno compartido entre unionistas y republicanos implica que la dimisión de Givan conllevó el cese automático también de la viceministra principal Michelle O’Neill del Sinn Féin. El Ejecutivo ha quedado en suspenso y la vida política noirlandesa paralizada una vez más.

Los unionistas nunca aceptaron el Protocolo. A sus ojos implica crear una frontera inadmisible entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido. “Nuestras instituciones se han vuelto a poner a prueba una vez más. El delicado equilibrio creado por los acuerdos de Belfast y St Andrew se ha visto afectado por el acuerdo entre el gobierno del Reino Unido y la Unión Europea, que creó el Protocolo de Irlanda del Norte”, señaló Givan al anunciar su renuncia.   

Acto de "oportunismo"

El Protocolo, con los controles de mercancías en el Mar de Irlanda, representa para los unionistas una traición intolerable que “socaba la unión y la integridad económica del Reino Unido y la posición que en él ocupa Irlanda del Norte”, recordó Jeffry Donalson, líder del DUP. El miércoles, el responsable de agricultura de su partido dio la orden de que cesaran los controles.

Noticias relacionadas

El Sinn Féin calificó la dimisión de Givan como un acto de “oportunismo”. Algunos observadores ven un movimiento táctico de los unionistas de cara a las elecciones previstas en principio para 5 de mayo. Los protestantes de la Orden de Orange están recogiendo miles de firmas contra el Protocolo. Unos votantes que el DUP no quiere dejar escapar.

La próxima semana está previsto que prosigan los contactos entre la ministra de Exteriores, Liz Truss, y el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, a fin de encontrar la fórmula que ayude a solventar la crisis.