Vigilancia masiva

Dimite el presidente de NSO, fabricante del programa Pegasus que espió a líderes internacionales

  • La software israelí ha sido usado por gobiernos de todo el mundo para perseguir a activistas y opositores, incluidos líderes independentistas catalanes

  • Una investigación destapó que la policía israelí usó el programa para rastrear ilegalmente los móviles de críticos contra el entonces primer ministro Netanyahu

Dimite el presidente de NSO, fabricante del programa Pegasus que espió a líderes internacionales
2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

Durante los dos últimos años el nombre 'Pegasus' ha pasado de estar vinculado a la mitología griega a copar titulares por múltiples violaciones de la privacidad. Y es que ese es el nombre de un controvertido programa de espionaje que ha sido usado por gobiernos de todo el mundo para vigilar y perseguir a críticos y opositores.

'Pegasus' es el producto estrella de la firma israelí NSO Group y su presidente, Asher Levy, ha oficializado este martes su dimisión, un adiós que llega tras meses de turbulencias y una semana después de que una investigación periodística en Israel destapase que la policía usó ese software para pinchar y rastrear, sin orden judicial, los teléfonos móviles de ciudadanos, activistas y exfuncionarios contrarios al entonces primer ministro, el ultraconservador Benjamín Netanyahu. La policía también habría vigilado de cerca a un político de alto rango del que se desconoce su identidad.

Levy ha asegurado que "no existe conexión entre la terminación de mi cargo y las publicaciones recientes" sobre el perpetuo escándalo en el que está envuelta NSO Group. "Cualquier intento de presentar este movimiento como una renuncia a resultado de esa publicación es completamente falso", ha apuntado. Su renuncia respondería al cambio de propiedad de la empresa, que en agosto del año pasado pasó de pertenecer de la Fundación Novelpina al Fondo BRG. Los últimos cinco meses Levy habría permanecido como presidente de la firma "hasta que se ha designado un reemplazo".

Espionaje internacional

Más allá de si la dimisión de Levy responde o no al escándalo provocado por el uso de 'Pegasus' en Israel, la empresa fabricante de este spyware no para de acumular problemas en todo el mundo por las revelaciones de su uso, contratado por hasta 45 gobiernos. En julio del 2020 una investigación destapó que ese programa fue usado en España para penetrar ilegalmente los teléfonos de varios líderes independentistas catalanes, entre ellos el entonces 'president' del Parlament, Roger Torrent, o la diputad de la CUP, Anna Gabriel. NSO ha reiterado que vende 'Pegasus' "exclusivamente" a gobiernos.

Sin embargo, el escándalo va mucho más allá. En la lista de potenciales víctimas de este programa espía estarían unos 50.000 números de teléfonos, entre los que figuran los hasta 14 jefes de Estado, entre ellos el presidente francés Emmanuel Macron. El rey de Marruecos, los primeros ministros de Pakistán, Egipto y Marruecos y una quincena de miembros del ejecutivo francés estarían también en esa lista negra.

Noticias relacionadas

En 2018, el régimen de Arabia Saudí usó ese spyware para colarse en el móvil personal de Jeff Bezos, propietario de Amazon y del Washington Post, diario para el que trabajaba el periodista saudí Jamal Khashoggi, que terminó siendo torturado, ejecutado y quemado por emisarios de Riad.

El pasado 4 de noviembre Estados Unidos puso a NSO en su lista negra tras detectar que 'Pegasus' fue usada para espiar a personal diplomático estadounidense. Con ello, la administración de Joe Biden prohíbe a sus empresas nacionales negociar con la firma israelí sin autorizaciones especiales. Israel respondió endureciendo el control de sus exportaciones cibernéticas.