Perfil

Así es Naftali Bennett, el nuevo primer ministro de Israel

  • El mandatario es un multimillonario hecho a sí mismo que aboga por la anexión de la Cisjordania ocupada

El nuevo primer ministro israelí, Naftali Bennett, este lunes en Jerusalén.

El nuevo primer ministro israelí, Naftali Bennett, este lunes en Jerusalén. / ATEF SAFADI (EFE)

2
Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

Naftali Bennett es desde este domingo el nuevo primer ministro de Israel. Líder del partido de ultraderecha Yamina, gobernará los dos primeros años del mandato de la coalición forjada con el centrista Yesh Atid, liderado por Yair Lapid, y que ha puesto fin al reinado de Binyamin Netanyahu.

"Nuestra estrategia contra la escalada de violencia se asienta en dos pilares fundamentales: primero, matar a los atacantes palestinos y, segundo, destruir sus viviendas". Con estas palabras de 2015, Bennett, entonces ministro de Educación, ahondaba en el odio hacia los palestinos que lleva décadas profesando. El primer ministro es un convencido defensor de la necesidad de anexionar la Cisjordania ocupada. Líder de los colonos, su mano de hierro ha permeado todos sus discursos.

Millonario hecho a sí mismo, Bennett es hijo de inmigrantes estadounidenses de San Francisco. Hace 49 años, nació en Haifa aunque pasó gran parte de su infancia en Estados Unidos. Su acento delata sus días en Nueva York trabajando en el sector de la alta tecnología. Allí vendió su empresa de software antifraude, Cyota, por 145 millones de dólares en 2005. Eso explica su defensa a ultranza del liberalismo económico y su apoyo a la reducción de los impuestos y la burocracia.

Bennett se identifica con el movimiento colono tras presidir el Consejo Yesha, que protege a los radicales judíos que viven en la Cisjordania ocupada. Insiste en que los territorios palestinos no están bajo ocupación porque "nunca hubo un estado palestino aquí". Es el primer ministro de la historia de Israel que viste kipá, la pequeña gorra que cubre parcialmente la cabeza. También aboga por una línea dura contra Irán, como su antiguo jefe.

En los gobiernos de Netanyahu

Noticias relacionadas

Hace tres lustros, entre 2006 y 2008, el abanderado de la derecha religiosa de Israel fue el jefe de personal de Binyamin Netanyahu. Participó en tres de sus gobiernos como ministro de Servicios Religiosos, de Educación y de Defensa. Este último cargo lo abandonó hace apenas un año. Antiguo comando de las fuerzas especiales, Bennett nombró a su hijo mayor en honor al hermano de Netanyahu, Yoni, caído en combate en Uganda en 1976. Yoni es uno de los cuatro hijos que comparte con su esposa Gilaf, una chef repostera, en el suburbio de Raanana de Tel-Aviv.

Camaleónico como pocos, Bennett aparca su religiosidad para respetar discretamente los derechos de los homosexuales y mostrarse liberal en su planteamiento de la relación entre religión y estado en un país secuestrado por los ultraortodoxos. Tras el anuncio de su acuerdo con Lapid, insistió en que tanto la derecha como la izquierda tendrían que comprometerse en asuntos ideológicos.