Escalada de tensión

Hamás e Israel protagonizan la jornada más violenta en los cielos de los últimos años

  • Los bombardeos del Ejército israelí en la franja de Gaza dejan al menos 28 muertos, 10 de los cuales eran niños, y 122 heridos

  • Israel lamenta al menos tres muertes por los cohetes de la milicia islamista mientras se prepara para una escalada "indefinida"

  • Todas las claves sobre el conflicto entre Israel y Palestina

Un cohete lanzado desde Gaza impacta en una casa en la ciudad israelí de Ashdod.

Un cohete lanzado desde Gaza impacta en una casa en la ciudad israelí de Ashdod. / ABIR SULTAN (EFE)

Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

Mientras el humo ensucia los cielos, el eco de los lamentos domina las calles de Gaza. Madres, padres, hijos, hijas, primos, hermanas lloran las 28 muertes que se han cobrado los ataques israelís en la Franja desde la madrugada del martes. Entre las pérdidas, hay 10 niños. Los hospitales en el bloqueado enclave tratan a 122 heridos. A su vez, al otro lado de la militarizada valla, Israel suspira por las dos mujeres que los cohetes lanzados por Hamás han matado en sus casas de la sureña Ashkelon y la central Rishion Lezion así como una tercera víctima de Tel-Aviv.

"El poder de los ataques y su frecuencia aumentarán", reconoce el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu en un vídeo tras conocerse estas primeras muertes en Israel. Así, la violencia que prendió en Jerusalén el lunes se ha extendido a lo largo de todo el territorio con disturbios en las ciudades árabes de Israel. El Estado hebreo y Hamás protagonizan la jornada más intensa de ataques desde los cielos de los últimos años. "Vemos cómo el esfuerzo de Israel para poner fin a la cuestión palestina de alguna manera no es sostenible", señala Mairav Zonszein, analista senior del grupo Crisis.

Alrededor de 600 heridos han sido tratados por Médicos sin Fronteras después de los enfrentamientos del lunes en Jerusalén entre palestinos y agentes de la policía. En respuesta a los primeros cohetes lanzados por Hamás, Israel ha arrojado 130 bombardeos sobre la Franja. Entre las 28 muertes, se cuentan una quincena de militantes de la facción palestina, según el Ejército israelí. A su vez, Hamás ha lanzado 600 cohetes, provocando la muerte de tres mujeres y una cincuentena de heridos, mientras ataca a los rascacielos de Tel-Aviv provocando el cierre del aeropuerto de Israel y desviando el tráfico aéreo a Chipre durante una hora.

Formación de gobierno

Esta escalada de violencia tendrá implicaciones en la formación de gobierno que se preveía resuelta para este fin de semana. El apoyo de los partidos árabes resultaba esencial para la coalición que está diseñando el centrista Yair Lapid junto a los ultras de Yamina. "No se espera que ningún partido árabe se una a la coalición, sino que la apoye desde fuera", explica Zonszein a EL PERIÓDICO. "Los electores quieren que sus representantes participen más activamente en el proceso parlamentario para mejorar su calidad de vida", añade. 

Hasta ahora se habían mostrado dispuestos a brindarle sus escaños con tal de formar un Gobierno sin Netanyahu. Pero el islamista Mansour Abbas, de la Lista Árabe Unida, canceló la reunión del lunes junto a Lapid y Naftali Bennett, líder de Yamina. "Parecían estar muy cerca de finalizarla pero ahora no está claro cuándo se reanudarán las negociaciones", concluye la analista especializada en Israel y Palestina.

"Toda la escalada que estamos viendo ahora tiene un objetivo político claro desde el punto de vista de Netanyahu", acusa Sami Abu Shehadeh, miembro de la Knéset, el Parlamento israelí, y líder del partido Balad, integrante de la Lista Árabe Conjunta. "Está dispuesto a hacer cualquier cosa para mantenerse en el poder, incluida esta masacre que veremos en Gaza", denuncia a Al Jazeera. Israel está listo para una escalada "indefinida", según afirma el jefe de Estado Mayor, Aviv Kochavi. 

El ministro de Defensa, Benny Gantz, ha aprobado la convocatoria de 5.000 soldados reservistas, prueba que reafirma la intención de Israel de usar sus fuerzas terrestres en Gaza. Los proyectiles de Hamás han impactado en algunos hogares israelís y en escuelas vacías tras mandar a la población a refugios. El Ejército israelí ha reconocido haber atacado a 140 objetivos de Hamás en la Franja, entre los cuales incluye lugares de fabricación y almacenamiento de cohetes, campos de entrenamiento, dos túneles subterráneos y la casa de un comandante.

Solidaridad árabe israelí

Los disturbios se han extendido por el territorio de Israel en las principales localidades árabes. Hace años que la población árabe de Israel, los palestinos que en 1948 no fueron expulsados de sus casas, parecía cada vez más desvinculada de la causa palestina. Pese a su condición de ciudadanía de segunda, la lejanía real con la opresión de los palestinos en las ocupadas Cisjordania o Jerusalén Este, o la Gaza bloqueada les hacía ajenos a la lucha.

"Hemos visto ciudadanos palestinos en todo Israel, desde Haifa hasta Lod, Jaffa, Umm al Fahm y Rahat, manifestándose en solidaridad con los residentes palestinos de Jerusalén Este en torno al tema de Sheikh Jarrah, el acceso a Al Aqsa y los que viven en Gaza", apunta Zonszein. En el marco de las protestas, un joven árabe israelí ha sido asesinado a tiros en la ciudad de Lod, en el centro de Israel. Dos judíos han sido arrestados bajo sospecha de estar involucrados en el tiroteo de Moussa Hassouna, de 25 años. 

Mediación fallida de Egipto

La escalada de tensiones durante las últimas semanas hizo de la violencia una realidad inminente. "La continua falta de participación proactiva estadounidense e internacional en el conflicto ha dejado un vacío [en las negociaciones entre ambas partes], que ha sido llenado principalmente por jóvenes palestinos que toman las calles", denuncia Zonszein a este diario. 

Egipto ha fracasado en su intento de mediar entre rivales. "En los últimos días, Egipto se acercó ampliamente a Israel y a otros países preocupados instándolos a realizar todos los esfuerzos posibles para evitar el deterioro de la situación en Jerusalén", ha reconocido el ministro de Relaciones Exteriores egipcio, Sameh Shoukry. "Pero no obtuvimos la respuesta necesaria". 

Resistencia palestina en Jerusalén Este

"El desplazamiento forzado de palestinos en Sheikh Jarrah es parte de una política sistemática para mantener una mayoría judía por la fuerza en la ciudad", denuncia Zonszein. Es en la Ciudad Santa donde se han concentrado los mayores episodios de violencia durante las últimas semanas. Este martes en Jerusalén se ha vivido una tensa calma tras jornadas de enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelís. 

La Explanada de las Mezquitas ha sido el escenario de imágenes escalofriantes. "Que sus nombres sean borrados", cantaban miles de judíos ultranacionalistas frente al Muro de las Lamentaciones mientras en la Explanada había un incendio. Ante el inminente desalojo de familias palestinas de Jerusalén Este, la provocación por parte de colonos caldeó el ambiente en una ciudad ya de por sí disputada.

Noticias relacionadas