Golpe a la oposición

El Parlamento ruso plantea vetar por ley como diputados a los candidatos de Navalni

  • Varios diputados presentan un proyecto de ley que vetará en las elecciones legislativas a los miembros y donantes de organizaciones tipificadas como "extremistas"

  • Un tribunal de Moscú debe decidir en los próximos días si incluye a la oenegé del bloguero en la lista de movimientos extremistas

Alexéi Navalni cuando fue detenido el pasado mes de enero en el aeropuerto de Moscú.

Alexéi Navalni cuando fue detenido el pasado mes de enero en el aeropuerto de Moscú. / Europa Press

Se lee en minutos

Una iniciativa legislativa pensada exclusivamente para evitar al Kremlin sorpresas desagradables en las próximas convocatorias electorales, en particular en las trascendentales elecciones legislativas que deben celebrarse el próximo septiembre. Varios diputados del partido gubernamental Rusia Unida y de las formaciones de la denominada oposición sistémica han presentado este martes en la Duma Estatal, la Cámara baja del Parlamento ruso, una enmienda a la ley que regula la elección de diputados que, de aprobarse, impedirá presentarse como candidatos a los miembros y donantes de organizaciones tipificadas como "extremistas" por la justicia rusa.

Precisamente, un tribunal local debe dictaminar en los próximos días si incluye al Fondo contra la Corrupción (FBK por sus siglas en ruso) la oenegé fundada por el opositor encarcelado Alekséi Navalni, en la lista de grupos "extremistas", al mismo nivel que Estado Islámico o Al Qaeda. Pese a que la decisión en firme aún no ha sido adoptada, como medida cautelar, los fiscales rusos han interrumpido las actividades de la oenegé, al tiempo que sus cuentas bancarias han sido congeladas por el ente regulador. Para proteger a sus empleados, Leónid Volkov, líder del movimiento en el exterior, ha decretado el cierre de las oficinas de representación del movimiento de Navalni.

Cinco de sanción

Según el borrador del proyecto legislativo, los dirigentes de dichas organizaciones permanecerán vetados de cualquier cargo electo en la Cámara baja del Parlamento ruso durante cinco años; para los empleados, la sanción se reduce a tres años. Los vetos incluyen también a quienes hayan financiado o donado dinero. La ley debe ser debatida y votada en tres ocasiones por la Duma, y en una ocasión por el Consejo de la Federación, la Cámara alta, antes de ser promulgada por el presidente Vladímir Putin. De salir adelante, impedirá que personajes de la relevancia de Liubov Sóbol o Kira Yarmish, rostros muy conocidos por los seguidores de Navalni, concurran en las parlamentarias.

Noticias relacionadas

"Hemos visto muchas leyes contra Navalni, pero esto es algo nuevo", ha denunciado Volkov a través de twitter. "Si has donado a FBK durante el último año no puedes presentarte; si has sido coordinador en los últimos tres años, tampoco", ha continuado. El dirigente ha señalado, no obstante, que de cara a los comicios del otoño, la denominada campaña 'voto inteligente' -recomendación de votar por el candidato mejor posicionado para derrotar al aspirante del partido gubernamental Rusia Unida (RU), incluso si forma parte de la oposición sistémica- sigue en pie, pese a que la iniciativa legislativa haya partido también de estas formaciones satélite.

Además de RU, en la Duma están representados el Partido Comunista de la Federación Rusia, el Partido Liberal Demócrata de Rusia, la formación ultranacionalista dirigida por Vladímir Zirinovski, y Rusia Justa, que se autoproclama como socialdemócrata.