Acoso judicial

La organización del opositor ruso Navalni se disuelve antes de ser declarada "extremista"

  • Los expertos consideran que ilegalización del Fondo Contra la Corrupción constituirá un duro golpe para su capacidad de influir dentro de Rusia

  • El activista aparece en un tribunal visiblemente más delgado tras la huelga de hambre, aunque mantiene el desafío: "Vuestro rey está desnudo", arremete

La comparecencia por videoconferencia de Navalni de este jueves.

La comparecencia por videoconferencia de Navalni de este jueves. / AFP

1
Se lee en minutos
Marc Marginedas
Marc Marginedas

Corresponsal para la exURSS

Escribe desde Moscú

ver +

Puertas y ventanas cerradas a cal y canto. Algún que otro panfleto con el nombre de Alekséi Navalni desperdigado por el suelo, junto a la entrada. A través de los resquicios de las contraventanas, eso sí, se vislumbra, colgado en una pared, un pasquín con consignas de voto.

Esto es lo que queda de la que un día fue la pujante oficina del movimiento del opositor ruso en Moscú, sita en un sótano del Anillo de los Bulevares. Leónid Volkov, el número dos de la organización, ha decretado desde Lituania el cierre de las oficinas de representación del Fondo Contra la Corrupción (FBK, por sus siglas en ruso), la oenegé fundada por el bloguero, en previsión de ser declarada extremista por la justicia rusa, decisión que de confirmarse, la equiparará, a efectos legales, con Estado Islámico.

"Hace un mes que retiraron el cartel", explica una vecina que pide conservar el anonimato. El movimiento ha informado en Telegram de que en ciudades como Sarátov, la sede local ha sido tiroteada, aunque sin víctimas. El juicio que dirimirá la ilegalización de FBK ha sido aplazado este jueves para dar tiempo a la defensa a estudiar los materiales de la fiscalía, aunque nadie duda de que el veredicto no favorecerá al activista.

Durísimo golpe

Noticias relacionadas

Ello supondrá un golpe durísimo para la capacidad de la organización de difundir su mensaje. "El FBK, aunque no se le permitía participar en elecciones, operaba en un pequeño nicho que dejará de existir", adelanta, a través del teléfono, Aleksánder Títov, profesor de Historia Moderna Europea y experto en Rusia en la Queen’s University de Belfast. "Gracias a este margen de libertad, se publicaban investigaciones sobre corrupción, se daban consignas para el denominado 'voto inteligente' y se convocaban manifestaciones no autorizadas", continúa. El académico pronostica que las acciones del movimiento se limitarán "al extranjero", lo que reducirá su influencia. 

Navalni, sin embargo, mantiene el desafío. Este jueves ha aparecido por videoconferencia ante un tribunal en la apelación de un caso por difamación a un veterano de la Segunda Guerra Mundial. Visiblemente más delgado y con la cabeza rapada tras la huelga de hambre, siguió arremetiendo contra el Kremlin. "Quiero decir al querido tribunal que vuestro rey está desnudo; millones de personas ya lo gritan", ha acusado.