Principal opositor ruso

Navalni denuncia torturas por privación de sueño en la cárcel

  • Cada noche "me despiertan en ocho ocasiones" los funcionarios de prisión, denuncia el bloguero

  • La abogada del activista pide su traslado a Moscú para ser tratado de fuertes dolores en la espalda y en una pierna que sufre desde hace "cuatro semanas"

 Alexei Navalni el pasado mes de enero cuando fue detenido tras llegar a Moscú.

Alexei Navalni el pasado mes de enero cuando fue detenido tras llegar a Moscú. / Europa Press

Se lee en minutos

Alekséi Navalni, el principal líder de la oposición en Rusia, ha denunciado este jueves ser objeto de "torturas mediante privación de sueño" durante su estancia en la colonia penitenciaria IK2, a un centenar de kilómetros al este de Moscú. Paralelamente, tras una visita carcelaria, la abogada del activista, Olga Mijailova, ha expresado una gran preocupación por el estado de salud del recluso, aquejado de fuertes dolores en la espalda y una pierna desde hace ya tiempo.

En una queja pública difundida en su página web y dirigida a las autoridades, el bloguero ha asegurado que cada noche es despertado en "ocho ocasiones" por los funcionarios de la prisión y llevado "frente a una cámara" para ser filmado. En el mismo escrito, el opositor, jurista de profesión, ha recordado que, de acuerdo una orden del Ministerio de Justicia, a los prisioneros en Rusia se les garantiza un "sueño continuado de ocho horas". Tanto la Tercera Convención de Ginebra como la Convención Europea de Derechos Humanos tipifican la privación del sueño como una forma de "tortura".

El activista, quien el pasado verano sufrió una tentativa de asesinato mediante un agente tóxico de uso militar de la clase Novichok, lleva cuatro semanas experimentando graves problemas de salud. Según la letrada, el opositor sufre un "agudo dolor en la espalda y en la pierna derecha" y prácticamente "no se puede sentar". "La pierna derecha prácticamente no puede moverla", continua.

Examinado en el dispensario

Noticias relacionadas

Tras ser examinado en el dispensario de la institución penitenciaria la semana pasada, el activista fue trasladado el miércoles a una clínica en la ciudad de Vladímir, donde se le realizó una resonancia magnética cuyos resultados o diagnóstico desconoce. "Lo único que le han dado es ibuprofeno", ha acusado Mijailova. La letrada ha demandado su traslado a Moscú para recibir cuidados adecuados. "No se puede dejarle allí (en la prisión) y esperar a que se quede inválido", ha rogado. Yúlia, la esposa de Navalni, también ha demandado su liberación para ser tratado en condiciones, y ha acusado a las autoridades de su país de estar vengándose de él.

Todas estas informaciones a buen seguro agitarán a los partidarios del bloguero, que esperan a la primavera para reanudar las movilizaciones callejeras. Según uno de los canales del movimiento del bloguero en Telegram, más de 200.000 personas se han registrado ya en la campaña para exigir su excarcelación. Una vez que dicha cifra alcance el medio millón de personas, los líderes del Fondo contra la Corrupción (FBK), la oenegé de Navalni, tienen planeado convocar "un gran mitin" en todas las ciudades de Rusia. "No fijar la fecha nos permite convocar el mayor número de gente posible, prepararnos mejor", además de "dificultar la tarea del Gobierno para amedrantar y dispersar" las manifestaciones, reza la convocatoria.